Publicado 22/06/2020 17:01:21 +02:00CET

El juez archiva una querella de Exteriores contra el excónsul en Edimburgo por revelación de secretos

Un alto cargo confirma que el diplomático fue cesado por una carta y dice que generó inquietud por simpatizar con el independentismo

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid ha decidido archivar una querella que el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación presentó el pasado mes de noviembre acusando de revelación de secretos al diplomático Miguel Ángel Vecino, que había sido cesado en junio de 2019 de su puesto de cónsul en Edimburgo, según un auto al que ha tenido acceso Europa Press.

Exteriores acusaba al diplomático de ser responsable de la filtración a la prensa de una serie de correos electrónicos y otros documentos sobre las instrucciones que recibió y la labor que hizo como cónsul en la ciudad escocesa. Los documentos formaban parte del recurso que el propio Vecino presentó por la vía contencioso-administrativa para recurrir su cese.

Sin embargo, el juez Adolfo Carretero no ha encontrado pruebas suficientes que vinculen al diplomático con la filtración. Además, rechaza que los documentos en cuestión puedan considerarse secretos de Estado, conforme a la Ley de secretos oficiales de 1968. Tampoco en virtud del acuerdo del Consejo de Ministros de 2010 que clasifica buena parte de la información de Asuntos Exteriores.

Exteriores ya había intentado sin éxito que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), donde aún se dirime el recurso de Vecino contra su cese, declarase secretos estos documentos y correos electrónicos.

En enero, el TSJM desestimó esta petición porque no consideró que los documentos "comprometan seria e indiscutiblemente los intereses de este país" y la Abogacía del Estado no aportó un análisis de "cuáles de esos documentos comprometen el prestigio, la seguridad u otros intereses relevantes del Estado".

CESADO POR EXTRALIMITARSE EN SUS FUNCIONES

El asunto se remonta a junio de 2019, cuando el entonces ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, cesó a Vecino de su puesto de cónsul en Edimburgo --puesto para el que él mismo le había nombrado--. El motivo fue "extralimitarse claramente en sus funciones" al enviar a un diario una carta en la que se afirmaba que España "no vetaría la entrada en la UE de una Escocia independiente".

La carta, publicada en junio por el diario escocés 'The National', la había enviado Vecino dos meses antes a otro periódico, 'The Herald', pero no estaba destinada a publicarse. La carta rebatía un artículo del eurodiputado del PP Esteban González Pons, que afirmaba que el PP "vetaría que una Escocia independiente entrase directamente en la UE antes del Brexit".

Vecino recurrió su cese e hizo pública una carta en la que afirmaba que todas las actividades "políticas" que llevó a cabo en Escocia en relación con Cataluña respondieron a instrucciones del gabinete de Borrell, concretamente de su director, Camilo Villarino, y del encargado de asuntos de Cataluña, Jorge Romeu.

Algunas de esas comunicaciones las publicó 'Vozpopuli' y eso fue el motivo de esta querella. En ellas figuran, por ejemplo, las instrucciones que recibió Vecino antes de reunirse con responsables escoceses y su informe posterior.

En las diligencias previas declararon ante el juez tanto el propio Villarino como la entonces subsecretaria de Exteriores, Ángeles Moreno Bau, y ambos admitieron no tener constancia de que Vecino fuera el responsable de la filtración. Eso sí, Villarino también dice que la publicación "ha dificultado las relaciones con la región escocesa" y que "ha perjudicado y ha sido utilizado por el PNV".

En esa declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, Villarino confirma que el motivo del cese de Vecino fue su carta "con un contenido claramente político", ya que "no debería haberlo hecho y nadie le dio instrucciones para que lo hiciese así". También añade que había mal ambiente" en el Consulado por "el comportamiento del señor Vecino".

EL JEFE DE GABINETE DEJA AL MARGEN A BORRELL

El director de gabinete también afirma que las instrucciones que recibió Vecino para el desempeño de sus funciones en Escocia eran de su propia iniciativa, no del ministro, al que no podía "consultar todo". También dice que el embajador de España en Londres, Carlos Bastarreche, empezó a estar "inquieto con la actitud" de Vecino, sobre todo a partir de su "deriva" de "simpatizar con el independentismo".

Borrell, añade el que fue su director de gabinete, "nunca" le dio instrucciones para el cónsul en Edimburgo y, en todo caso, no cree que fuese a dar órdenes "en el sentido de ser melifluos con el tema separatista". En septiembre, el Gobierno dijo en una respuesta parlamentaria que el cese se debió a "pérdida de confianza".

En sus declaraciones ante el juez, tanto Villarino como Moreno Bau aluden a la reputación "problemática" de Miguel Ángel Vecino, que ha denunciado ante los tribunales a tres subsecretarios del Ministerio --Beatriz Larrotcha, Cristóbal González-Aller y Rafael Mendívil-- por considerar que se le estaban negando injustamente puestos en el extranjero. Moreno Bau dijo también que no se le nombraría para ningún puesto de confianza en el Ministerio.

Tras conocerse el auto de sobreseimiento, Vecino ha cargado contra la entonces subsecretaria a través de sus abogados, afirmando que, con esta querella, Moreno "ha creado un problema muy grave al Gobierno, al señor Borrell y al Ministerio", y eso que el juez "le advirtió que si continuaba, tendría la sala del juzgado llena de periodistas".

"Ahora tendrá que explicar ante la Justicia los llamados Papeles de Escocia, que ella misma reconoció que harían mucho daño al Gobierno y al Ministerio. Ella es la única y exclusiva responsable de todo esto porque ha tenido mil oportunidades de evitarlo", ha avisado el diplomático.

Contador