Actualizado 05/06/2008 15:42 CET

El juez Moreno procesa por integración a 11 islamistas que pretendían atentar contra el metro de Barcelona

Los procesados, de nacionalidad paquistaní e india, tenían planeado también cometer una acción suicida en Alemania

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ordenó hoy el procesamiento de 11 presuntos islamistas, 10 de ellos detenidos el pasado mes de enero en Barcelona por pertenecer a una célula que, según considera el magistrado, pretendía atentar en transportes públicos de la capital catalana entre los días 18 y 20 de ese mes. Nueve de los procesados son de nacionalidad paquistaní y dos proceden de la India.

Según el auto del instructor, hecho público hoy, la célula había adquirido capacidad para realizar un atentado --en concreto contra el metro de la Ciudad Condal, según reveló un testigo protegido-- si bien, concreta el juez "el material explosivo incautado no tenía suficiente capacidad destructiva para causar estragos".

Además Moreno ha dictado orden de busca y captura contra uno de los procesados que se encuentra en paradero desconocido, Aqueel Ur Rehman Abbasi, "una de las personas identificadas como uno de los elegidos para cometer el atentado suicida de carácter yihadista".

OBJETIVOS EN EUROPA.

El juez explica también que el objetivo de la célula no era sólo la ciudad de Barcelona ya que los presuntos islamistas querían atentar también en otras ciudades de Europa. De hecho Ur Rehman Abbasi "abandonó España y se dirigió a Alemania donde presuntamente tenía que llevar a cabo otra acción suicida en un lugar no determinado".

El magistrado apunta a que tras permanecer en Alemania varios días se trasladó a Holanda donde reside habitualmente, según indica el auto.

El juez imputa a todos ellos un delito de integración en organización terrorista y a 8 otro de tenencia de explosivos. Los procesados son Maroof Ahmed Mirza, Mohammad Ayud Alahi Bibi, Mohamed Tarik, Qadeer Malik, Roshan Jamal Khan, Shaib Iqbal, Imran Cheema, Abdul Hafeez Ahmed, Mohamed Shoaib, Mehmooh Khalid y el mencionado Aqueel Ur Rehman Abbasi. Según Moreno, los únicos que no tuvieron relación con los explosivos fueron éste último y Mohamed Shoaib y Mehmooh Khalid.

Moreno tomará declaración indagatoria a todos los acusados los días 17 y 18 de junio. La implicación de los integrantes del grupo en la célula se basa por el momento en el testimonio prestado por un testigo protegido, que presuntamente formaba en un inicio parte del grupo, informaron a Europa Press fuentes cercanas a la causa.

El juez, ordenó en enero el ingreso en prisión de todos ellos al entender que los detenidos constituían un grupo organizado "con una clara y especializada división de funciones". Todos ellos estaban cohesionados ideológicamente por su adhesión a una postura extremista del Islam, añadía el juez que precisaba que la dirección dependía de aquellos que contaban con mayores conocimientos religiosos extraídos de la base del Movimiento Tabligh e Jamaa, versión rigurosa del Islam.

La estructura --agregaba el magistrado-- había derivado hacia una forma más radical que justifica el uso indiscriminado de la violencia como herramienta lícita para lograr sus metas político-religiosas. "Con este fin el grupo habría alcanzado capacidad operativa a nivel humano y se encontraría muy próximo a conseguir plena capacidad técnica a nivel de artefactos explosivos", indicaba.

El juez destacaba que de las investigaciones llevadas a cabo podía "inferir" que los integrantes de la célula terrorista desarticulada "pretendían llevar a cabo diversas acciones terroristas suicidas entre el 18 y el 20 de enero en transportes públicos de la ciudad de Barcelona". La operación contó con la denuncia realizada por un testigos protegido, que advirtió a la Guardia Civil de las intenciones de los islamistas.

TRES SUICIDAS EN ESPAÑA.

El auto de prisión ponía de manifiesto que las personas a las que se encargó la comisión de los atentados fueron los tres paquistaníes Mohamed Shoaib, Mehmooh Khalib y Imran Cheema, que llegaron a Barcelona "en fechas recientes". El primero de ellos en trasladarse hasta la Ciudad Condal fue Khalib que llegó a Barcelona el 8 de octubre de 2007, seguido por Shoaib que llegó el 12 de noviembre. Cheema, por su parte, se desplazó entre mediados de diciembre y principios de enero de 2008.

"Este patrón es común en organizaciones extremistas islámicas que para ejecutar una acción terrorista suelen desplazar a los suicidas poco tiempo antes de llevarla a cabo", decía el juez.

En los registros practicados las Fuerzas de Seguridad del Estado se incautaron nitrocelulosa y elementos mecánicos y eléctricos, aptos para la construcción de uno o varios artefactos explosivos, según consta en el informe del Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa NRBQ. No obstante, el magistrado precisaba que el material incautado "carecía de la suficiente potencia destructiva para la comisión de un atentado con garantías de causar estragos" y suponía que este material podría haber sido empleado "para la enseñanza en la manipulación de artefactos caseros que limitaran el riesgo para la integridad.

Lo más leído

  1. 1

    El Gobierno se aplica la subida de sueldo de los funcionarios que se negó a diputados y senadores

  2. 2

    Al menos tres muertos por un ataque con cuchillo en una iglesia en Niza

  3. 3

    Ayuso ordena el cierre de la Comunidad de Madrid solo durante los puentes de noviembre

  4. 4

    Sánchez abandona el Congreso tras escuchar a Illa sin oír las críticas de Casado

  5. 5

    Garzón avisa a 25 equipos de fútbol de que deben extinguir sus contratos de publicidad de apuestas al final de temporada