Publicado 23/06/2020 14:26:10 +02:00CET

La Justicia belga decidirá el 7 de agosto sobre la entrega a España del exconseller Lluis Puig

La defensa del político independentista cuestiona la competencia del Supremo para reclamar la extradición

BRUSELAS, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El juez de primera instancia de Bruselas que examina la orden europea de detención y entrega (OEDE) emitida por el Tribunal Supremo contra el exconseller catalán Lluis Puig para responder ante la Justicia española por su papel en el 'procés' dictará sentencia el próximo 7 de agosto, según ha anunciado a las partes al término de la vista celebrada este martes.

Así lo ha indicado a la prensa el equipo legal de Puig a su salida de la audiencia, a la que el político independentista acudió a primera hora del martes acompañado por el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los exconselleros Clara Ponsatí y Toni Comín, sobre los que también hay dictadas euroórdenes.

En su exposición ante el juez, la defensa ha expuesto que el juez del Supremo Pablo Llarena "ya no es competente" para cursar una euroorden contra el exconseller --al que reclama por un delito de malversación--, según ha indicado uno de sus abogados belgas, Christophe Marchand.

La defensa de Puig se apoya en un grupo de trabajo de Naciones Unidas para sostener que por cuestiones "territoriales" la jurisdicción que se debe aplicar para juzgar un delito de malversación es la de los tribunales "catalanes" y que, por tanto, el que sean "los de Madrid", en alusión al Supremo, supone una "violación de derechos fundamentales".

Marchand, además, ha criticado al juez Llarena por la calidad de los documentos que ha remitido al juez belga para presentar sus argumentos en este caso, unos documentos de los que el abogado belga ha dicho que están "por debajo del nivel que se debe esperar" del Tribunal Supremo.

Así las cosas, los abogados del político independentista han pedido al juez que rechace la entrega de Puig a las autoridades españolas o bien, si tiene dudas sobre la competencia del magistrado español, que se dirija subsidiariamente al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para presentar una cuestión prejudicial.

Al término de la vista, Puig se ha mostrado "optimista" respecto al que podría ser el pronunciamiento de la Justicia belga, al tiempo que ha pedido a España que "aguante el tipo" y no retire la euroorden antes de que se conozca el fallo en agosto.

Contador