Actualizado 27/06/2007 20:39 CET

Lasa alerta de la "exigua" respuesta social a los homenajes a víctimas y de la "resignación" ante el fin de la tregua

Cree que esta "atonía social" puede deberse al enfrentamiento político en torno a la lucha contra ETA

VITORIA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La directora de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco, Maixabel Lasa, alertó hoy sobre la "exigua" asistencia de público a los homenajes a damnificados por el terrorismo celebrados en diferentes municipios vascos durante los últimos meses y sobre la "resignación" y el "letargo anímico" con el que la sociedad ha recibido el fin oficial de la tregua de ETA.

En su comparecencia ante la Ponencia de Víctimas del Parlamento vasco, a la que informó sobre el borrador de Ley de reconocimiento y protección a los damnificados por ETA que prepara el Gobierno vasco y sobre otras iniciativas destinadas a atender a este colectivo, Lasa lamentó la "atonía social" que rodea a los actos en memoria de las víctimas, que en su opinión podría derivarse de la "trifulca" política en torno a la lucha antiterrorista.

A su juicio, "la discusión pública" en torno a la estrategia para acabar con ETA, a la que, según aseguró, "no han sido ajenas las propias víctimas", podría haber afectados a los ciudadanos, de forma que muchos de ellos han optado por hacer caso omiso de estas iniciativas de reconocimiento.

Lasa planteó esta posible explicación al entender que "el miedo y la indiferencia no pueden explicar por sí solos este retraimiento". Además, precisó que la "exigua" representación de ciudadanos en los homenajes es independiente del "color político" del municipio en el el que se celebre el acto.

En la misma línea, subrayó que la ruptura oficial del alto el fuego por parte de ETA ha sorprendido a la sociedad vasca "con los ánimos muy bajos y la capacidad de reacción en franco retroceso". Entre los diversos factores que a su juicio podrían explicar esta situación, citó el "hartazgo, pereza, desgana e incomprensión" de los ciudadanos.

"DESIDIA SOCIAL"

La directora de Atención a las Víctimas advirtió de que las instituciones deben activar "todos los resortes de movilización posibles" con el fin de "dinamizar el impulso cívico", ya que "si el estado de excepción que afecta a miles de ciudadanos vascos es insoportable, esa anomalía resulta aún más insultante si a ello añadimos despreocupación, pasividad y desidia social por la suerte del prójimo".

Por ese motivo, insistió en la necesidad de hacer un esfuerzo para cambiar este estado de "letargo anímico" y contribuir a que la sociedad abandone la "pereza y resignación que la atenazan".

Por su parte, el director de Derechos Humanos, Jon Landa, que también compareció en la ponencia, presentó el borrador del Plan vasco de acción en materia de educación por derechos humanos y por la paz para 2008 y 2009.

EDUCACION EN DERECHOS HUMANOS

El programa, que cuenta con un presupuesto de cinco millones de euros, pretende coordinar las actuaciones que realizan las diferentes instituciones en torno a este tema. Los partidos y colectivos sociales podrán presentar sus aportaciones al documento hasta septiembre.

Según explicó el propio Landa ante los medios al concluir la ponencia, las diferencias entre este documento y otro de contenido similar que presentó en febrero radican en que aquél era un plan de acción referido a 2007 que consistía en una "plantilla básica" de éste.

Aquel proyecto, que fue dado a conocer por Landa el pasado febrero ante la Ponencia de víctimas, incluía la creación de una 'unidad didáctica' destinada a llevar a las aulas el testimonio de damnificados por el terrorismo.

En aquella ocasión, el director de Derechos Humanos subrayó que esta iniciativa habría de llevarse a cabo de una forma "escalonada y suave", al considerar que la aportación "directa" de los testimonios de las víctimas en los centros educativos podía resultar "excesivamente abrupta".

"DIVERGENCIAS"

Por su parte, el asesor de la Dirección de Atención a las Víctimas del Gobierno vasco, Txema Urquijo, que compareció hoy ante los medios junto a la responsable de ese departamento, Maixabel Lasa, y el director de Derechos Humanos, reconoció la existencia de "divergencias" y "diversidad de opiniones" entre ambas áreas respecto a la forma de trasladar el testimonio de los damnificados a las aulas.

"No vamos a obviar que existe una diversidad de planteamientos, sin embargo, muy por encima de esa diversidad, está la voluntad decidida de trabajar y aunar esfuerzos para conseguir el objetivo que sí compartimos; la utilización del potencial pedagógico que tienen los testimonios de las víctimas del terrorismo para deslegitimar la violencia", añadió.

Urquijo relativizó el debate acerca de la presencia física de damnificados en los centros educativos para ofrecer sus testimonios y destacó que la proyección de documentales sobre este asunto pueden tener "la misma eficacia pedagógica".

Lo más leído

  1. 1

    Herida de gravedad a una mujer en Errenteria tras ser acuchillada en el cuello por un hombre que le pidió dinero

  2. 2

    Aclaraciones y disculpas públicas por la noticia sobre Adriana Ugarte

  3. 3

    Ana Obregón confiesa que se cree incapaz de superar la tristeza que le invade

  4. 4

    ¿Qué hacen Kiko Matamoros y Marta López en la casa de María Teresa Campos?

  5. 5

    El original y cómodo look de Belén Esteban para aprovisionarse de papel higiénico