Londres protesta por una nueva incursión de la Armada española en aguas de Gibraltar

Actualizado 08/02/2013 17:31:44 CET

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno británico ha protestado formalmente ante las autoridades españolas por una nueva incursión de la Armada en las aguas que rodean Gibraltar y cuya soberanía se disputan España y Reino Unido, han confirmado a Europa Press fuentes diplomáticas.

La Embajada británica en Madrid ha hecho llegar al Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación una nota verbal en la que se queja de una nueva incursión "provocadora" por parte de un buque de la Armada en las "aguas británicas de Gibraltar" y pide al Gobierno español que se asegure de que episodios así no se vuelvan a producir.

Los hechos que han motivado la última protesta de Londres a cuenta del histórico contencioso ocurrieron el sábado pasado, cuando el buque de Acción Marítima 'Tornado', el último de su clase que ha recibido la Armada, entró dentro de la milla y media de mar territorial que reclama Reino Unido en la Bahía de Algeciras.

El 'Tornado', con base en el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria y una dotación de 45 efectivos, tiene como misión la protección de los espacios marítimos de interés nacional realizando labores de control y vigilancia de Seguridad Marítima.

El buque estaba haciendo una "navegación rutinaria de vigilancia marítima" por el Mar de Alborán y la Bahía de Algeciras, esto es, en aguas de soberanía española, han explicado a Europa Press fuentes de la Armada.

Una embarcación semirrígida de la Policía de Gibraltar, apoyada posteriormente por una patrullera de la Royal Navy, se aproximaron entonces al buque, no a menos de 800 yardas, para solicitar su salida de esas aguas. El 'Tornado' permaneció en torno a unos 20 minutos en las aguas en disputa.

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación se resta trascedencia a la protesta británica. Bajo su punto de vista, no se ha producido incidente alguno, ya que el 'Tornado' se ha limitado a realizar su labor "en aguas españolas", señala a Europa Press un portavoz del departamento que dirige José Manuel García-Margallo.

La misma fuente ha recordado que España no reconoce a Reino Unido soberanía sobre las aguas adyacentes a Gibraltar, más allá de las que recoge el Tratado de Utrecht de 1713 por el que España cedió a la Corona británica la ciudad y el castillo de Gibraltar, junto a su puerto, defensas y fortaleza. Dicho de otro modo, no se reconoce a Reino Unido más aguas que las del interior del puerto del Peñón.

Londres, en cambio, entiende que por aplicación de la Convención de la Ley del Mar tiene una milla y media de aguas territoriales hacia Algeciras y tres millas hacia mar abierto.

La protesta británica, recibida en las últimas horas en el Ministerio español de Exteriores, será debidamente contestada por España en los próximos días y recogerá los elementos avanzados por el portavoz.

Mientras en el Peñón, un grupo de activistas que se hacen llamar los Defensores de Gibraltar, han convocado una protesta de 48 horas frente a la residencia del gobernador, el representante de la Corona británica en Gibraltar.

Este grupo está detrás de la recogida de 10.000 firmas entre el pueblo gibraltareño en protesta por la "falta de acción" con la que el Gobierno británico responde, en su opinión, a las incursiones de los cuerpos de seguridad de las autoridades españolas en las aguas que rodean el Peñón.