Actualizado 28/01/2007 14:42 CET

Madrazo dice que lo que pretende Gobierno vasco es defender la independencia judicial y no la "injerencia" en ese poder

BILBAO, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero vasco de Vivienda y Asuntos Sociales y coordinador general de EB, Javier Madrazo, aseguró hoy que la pretensión del Gobierno vasco es la defensa de la independencia de los jueces y negó que la declaración institucional hecha pública ayer suponga una "injerencia en el Poder Judicial", sino "todo lo contrario". "Nosotros estamos defendiendo una justicia independiente, imparcial y objetiva, y es justamente lo que no tenemos", señaló.

En una entrevista a Radio Nacional, recogida por Europa Press, Madrazo aseguró también que la manifestación convocada el próximo lunes por PNV, EA, EB y Aralar, "no busca la defensa de una persona, un partido político o de una institución concreta". "Estamos defendiendo a la propia sociedad vasca, a nuestro autogobierno ya al conjunto de instituciones, hoy amenazadas por ese poder judicial que está atacando y lesionando nuestros derechos al actuar a impulsos del PP", señaló.

En su opinión, existen sectores de la justicia "que obedecen a los dictados del PP y son fieles a sus posiciones, y no precisamente a los principios básicos que deben guiar a la justicia: la independencia, la imparcialidad y la objetividad".

A su juicio, la sociedad vasca y sus instituciones son "muy vulnerables" a los "ataques" de "esos sectores de la justicia, con mucho poder, incorporados en ámbitos claves de secciones, tribunales" de los que tienen "un control muy importante". "Están lesionando los derechos de la sociedad y las instituciones vascas. Hoy le toca al lehendakari, pero hace poco fue la Mesa del Parlamento y, anteriormente, yo mismo fui imputado por injurias al Rey", enumeró.

El líder de EB reiteró su convicción sobre la existencia de "un ataque sistemático a las instituciones vascas" a las que se impide "ejercitar sus derechos, su función, en este caso, desarrollar la acción política en la búsqueda de la paz".

"Por tanto, es inexplicable que el propio lehendakari, por dialogar con representantes de la izquierda abertzale, sea imputado. según eso, todos los dirigentes políticos de este país tendíamos que ser imputados por este mismo hecho: por dialogar con la izquierda abertzale para conseguir la paz. Es un contrasentido", concluyó.