Manifestación Navarra.- Sanz exige a Zapatero que diga que el PSN no pactará con Nafarroa Bai tras las elecciones

Actualizado 17/03/2007 20:07:33 CET

PAMPLONA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, exigió hoy a José Luis Rodríguez Zapatero que diga que "el Partido Socialista de Navarra no pactará con partidos nacionalistas soberanistas que no respetan el régimen institucional de Navarra y cuyo objetivo es que Navarra se integre en la Comunidad Autónoma Vasca como la cuarta provincia".

Sanz volvió a demandar así, en el comunicado que leyó para cerrar la manifestación convocada por el Gobierno foral con el lema "Fuero y libertad. Navarra no es negociable", que el PSOE se pronuncie sobre si los socialistas navarros pactarán con Nafarroa Bai tras las elecciones de mayo para llegar al Ejecutivo foral.

Ante miles de personas congregadas en el Paseo de Sarasate con banderas de España y de Navarra, Sanz afirmó que "no ha cambiado nada o muy poco" después de que Zapatero asegurara que "Navarra será lo que decidan los navarros dentro de la Constitución", y advirtió de que quiere "oir claramente" que no habrá un pacto postelectoral entre nacionalistas y socialistas.

Miguel Sanz defendió que los manifestantes salieron hoy a la calle "para decir al Gobierno de España que queremos garantías de que Navarra será siempre una línea infranqueable en el proceso de negociación con ETA-Batasuna" y advirtió de que "Navarra en estos momentos es la pieza clave en la futura negociación con ETA y puede ser la pieza fundamental del futuro modelo territorial de España".

"Exigimos, por tanto, que en la llamada política del diálogo con ETA, nada ni nadie juegue con nuestro destino. Exigimos que el Estado, y sobre todo quienes le representan en este momento histórico concreto, sean leales con Navarra, como Navarra lo es con el conjunto de España y sus representantes", añadió Sanz.

El jefe del Ejecutivo foral subrayó que "frente al radicalismo suplantador de ETA y su entorno, y frente a la falta de claridad del presidente Zapatero, sólo queremos gritar bien alto que Navarra es Navarra y que no admitiremos imposiciones de nadie, porque Navarra no es negociable".

Sanz sostuvo, así, que "Navarra no es patrimonio de nadie, sino de sus ciudadanos" y afirmó que la marcha convocada por el Gobierno foral "no ha sido una manifestación contra nadie, sino un gran plebiscito ciudadano para expresar y dejar constancia de que Navarra es una realidad política innegociable".

El presidente navarro afirmó que la Comunidad foral quiere mantener "buenas relaciones con todos nuestros vecinos, pero Navarra quiere ser Navarra y nada más que Navarra, sin admitir chantajes ni imposiciones". "No queremos formar parte de ningún ente político, llámese Euskadi o Euskal Herria", insistió.

El jefe del Ejecutivo foral aseguró que el respeto al Fuero y a los derechos de los ciudadanos, "desde la pluralidad de sentimientos, culturas, e ideologías que conviven entre los navarros, es y será la mayor garantía de estabilidad, progreso y libertad para Navarra" y recalcó que "cualquier cambio en el régimen foral navarro sería un éxito para los terroristas".

Durante su intervención, Miguel Sanz tuvo palabras de recuerdo para las víctimas del terrorismo, para quienes pidió "dignidad y justicia", y agradeció su presencia a los manifestantes, tanto a los simpatizantes de UPN y CDN, como a los ciudadanos "libres e independientes" que han participado en la marcha junto a ellos. Concluyo su intervención con un 'Viva la libertad de Navarra' y otro 'Viva Navarra'.