Marjaliza asegura al juez que Granados contrató a Villarejo para ocultar su cuenta en Suiza

El “cerebro” de la trama Púnica, David Marjaliza, declara de nuevo ante la Audie
Marta Fernández Jara - Europa Press
Actualizado 17/12/2018 13:54:57 CET


MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El presunto 'cerebro' de la trama Púnica, el constructor David Marjaliza, ha declarado este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que el ex secretario general del PP de Madrid y exconsejero Francisco Granados contrató al comisario jubilado José Manuel Villarejo para tratar de ocultar que tenía una cuenta en Suiza con un millón y medio de euros, según han informado fuentes jurídicas.

Los contactos con el expolicía habrían tenido lugar en el año 2014, pocos meses antes de que estallara la operación en la que tanto Granados como Marjaliza fueron detenidos y encarcelados por las presuntas actividades de la trama de corrupción Púnica en la Comunidad de Madrid.

La declaración de este lunes es una de las muchas que ya ha prestado Marjaliza en la Audiencia Nacional desde que colabora con la Fiscalía Anticorrupción, a la que ha entregado documentación en relación al pago de prebendas y comisiones a cambio de adjudicaciones en municipios madrileños.

Según ha concretado después en declaraciones a los medios, Granados "utilizó a Villarejo para intentar paralizar a la Fiscalía de Suiza" a fin de que no llegase a remitir a España información sobre su cuenta bancaria en aquel país. "No sé las gestiones que hizo. Me lo presentó y tuvimos un par de reuniones con él y luego nos presentó a un abogado", ha señalado sobre el comisario jubilado.

Ese abogado era, conforme ha apuntado, Ernesto Díaz Bastién, el mismo que ha venido llevando la defensa de Villarejo hasta que renunció el pasado mes de septiembre y al que tanto Marjaliza como Granados habrían pagado por aquella gestión, no así al policía, según ha dicho.

Fruto de aquellas reuniones "pusieron a dos abogados suizos" que "hicieron gestiones" en España, aunque "fueron negativas" porque la comisión rogatoria llegó y se acabó destapando la existencia de aquella cuenta.

El conocido como 'cerebro' de la Púnica ha ido un paso más allá en su declaración y ha hablado del que fuese chófer del extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas, Sergio Ríos, a quien la Audiencia Nacional investiga por haber trabajado como 'confidente' en una operación policial dirigida por Villarejo y costeada con dinero público para sustraer información del contable.

Según ha afirmado, él mismo le vendió a Ríos un piso en Valdemoro con un descuento de 3.000 euros porque Francisco Granados así se lo pidió y tanto su propio chófer como el de Bárcenas "eran amigos".

LOCALIZAR A SERGIO RÍOS

No sabe si esto ocurrió antes o después de otro dato que ha aportado al juzgado, que en torno a 2013, Granados le pidió que a través de su propio chófer, localizase al conductor de Bárcenas porque "querían interceptar o hablaban de interceptar algún tipo de documentación".

"Me pidió que intentara localizar el teléfono a través de mi conductor. Yo hablé con mi conductor y le localizó y le dio el teléfono o lo que fuera. Iban a interceptar documentación que llevaba la mujer de Bárcenas a Soto del Real (la cárcel) pero no recuerdo más. Fue un comentario de 30 segundos", ha apuntado sobre ese encargo que le habría hecho Granados.

Marjaliza, que ha respondido a dos acusaciones y dos defensas, tendrá que seguir declarando en una fecha aún por concertar, dado que en la sesión de este lunes las partes no han terminado su interrogatorio, tal y como han explicado en fuentes jurídicas.