Actualizado 19/11/2007 23:32 CET

Más de 100 personas viajan a Madrid para apoyar a los dos gerundenses independentistas acusados de quemar fotos del Rey

GIRONA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de 100 personas convocadas viajarán esta noche a Madrid para asistir al juicio que se celebra mañana en la Audiencia Nacional contra los dos jóvenes de Girona acusados de quemar fotos de los Reyes de España el pasado 13 de septiembre durante una visita del Rey Don Juan Carlos a la ciudad. Los dos jóvenes, Jaume Roure y Enric Stern, están acusados de un delito de "injurias graves" a la corona.

Un autocar "lleno" de personas saldrá desde Girona, otro de Barcelona que recogerá a más gente en Lleida y varias furgonetas desde el País Valenciano. Los independentistas catalanes tienen confirmada la presencia de "grupos de personas" de Madrid que se sumarán a la concentración que tienen previsto hacer frente a la Audiencia Nacional, aunque tienen la confirmación de que está "prohibida" por las autoridades.

El portavoz del colectivo independentista Alerta Solidària, Martí Majoral, explicó que confían que la resolución de la Audiencia sea "absolutoria" por el "propio bien del Estado español". Majoral dijo que no entra en sus planes hacer frente a una posible multa económica si el juez así lo decide. Aunque recordó que han recibido muestras de "solidaridad económica" de distintas personas de los Països Catalans.

El joven subrayó que irán a la Audiencia Nacional con la "cara bien alta" y sin "esconderse". Los acusados, según Majoral, declararán que son los dos encapuchados que quemaron las fotos de los Reyes. "Nunca hemos negado ser independentistas y haber quemado fotos del Rey", apuntó.

Mayoral también anunció que su intención en el futuro es seguir "llevando a cabo" acciones de desobediencia civil. En este sentido, apuntó que tienen el apoyo de "todo un pueblo" y recordó que en muchos países de la Unión Europea cometer actos de "estas características" no está tipificado como un delito.

Los independentistas criticaron de nuevo la actitud de la Conselleria de Interior de la Generalitat porque, según ellos, los Mossos d'Esquadra delataron a la Audiencia Nacional la identidad de algunos miembros que participaron en la quema de fotos. Según su versión, la Policía catalana tiene "ficheros ilegales" que utilizan para perseguir sus actividades.

Majoral denunció que no es casualidad que de las 50 personas que participaron en la quema de fotos masiva, como señal de rechazo a las diligencias abiertas por los actos del día 13 de septiembre, sólo hayan acusado a diecinueve independentistas que, además, participan activamente en el tejido asociativo y social de la ciudad de Girona y sus alrededores.

CONCENTRACIONES EN VARIAS LOCALIDADES.

Después de la rueda de prensa de esta noche, realizada en la plaza del Vi de Girona antes de viajar hacia Madrid, unas 60 personas se concentraron detrás de una pancarta con el lema 'La represión no nos detendrá. Països Catalans libres y socialistas'. Durante el breve acto se gritaron consignas como "yo también quemo la corona española". Entre el público se pudieron ver dos imágenes del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Concentraciones similares estaban convocadas en las plazas de los ayuntamientos de varias localidades catalanas. En el caso de Barcelona, unas 80 personas, según informó a Europa Press la Guardia Urbana, se concentraron para apoyar a los encausados.