Mas es el único que aprueba el debate de política general aunque un tercio de los catalanes cree que nadie ganó

Actualizado 16/10/2007 20:43:32 CET

BARCELONA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de CiU, Artur Mas, es el único político que aprueba el debate de política general con un 5,01 de nota, aunque un tercio de los catalanes cree que nadie ganó el debate y otro 26% opina que el vencedor fue el presidente de la Generalitat, José Montilla, frente al 14% que dice que ganó Mas.

Según una encuesta del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO), Montilla, es el segundo líder mejor valorado pero suspende, con un 4,88, y le sigue el portavoz de ERC en el Parlament, Joan Ridao, con un 4,72.

El cuarto líder mejor valorado es el portavoz parlamentario del PSC, Miquel Iceta, con una puntuación de 4,1, al que le sigue el portavoz de ICV-EUiA, Jaume Bosch, con un 3,63. Cierran la lista el presidente del PP de Catalunya, Daniel Sirera, con una nota de 2,9, y el líder de C's, Albert Rivera, con un 2,72.

Las puntuaciones de cada líder aparecen desglosadas en el estudio en función del recuerdo de voto de las últimas elecciones. Así, Mas recibe un 5,01 de media haciendo promedio de las notas que recibe de los electores de cada partido. Sus propios votantes le dan un 6,84 y los del PP un 6,64.

Montilla, por su parte, recibe un 6,89 y también le aprueban los votantes de ERC y de ICV-EUiA. En el caso de Ridao, sus electores le puntúan con un 6,02 y los votantes socialistas y ecosocialistas le aprueban.

Bosch recibe un aprobado justo por parte de sus electores y es suspendido por el resto. Sirera recibe un 5,54 de parte de sus votantes, pero es puntuado mejor por los de C's, con un 6,5. Por último, Rivera es el que mejor nota recibe de sus electores, concretamente un 7,6. También le aprueban los votantes del PP, con un 5,21. El director del CEO, Gabriel Colomé, explicó que no se ha visto nunca que un líder sea suspendido por sus propios electores.

En cambio, al preguntar a los catalanes que siguieron el debate de política general quién lo ganó, la respuesta por la que más optan los encuestados es que no lo ganó nadie, con un 30,5%. El 26,4% cree que Montilla fue el vencedor y el 14% piensa que el ganador fue Mas.

"Algunos que han puntuado bajo a uno dicen que después ha ganado el debate", argumentó Colomé cuando se le preguntó por qué Mas gana en nota pero Montilla vence el debate.

Colomé explicó, también, que este debate estuvo muy polarizado, a diferencia del último, que tuvo lugar en 2005, y en el que intervinieron más otros miembros del Govern.

DISCURSO DE MONTILLA Y DE MAS.

Los encuestados fueron preguntados también por algunos aspectos de los discursos de ambos líderes políticos. En el caso de Montilla, el 61,2% no está demasiado de acuerdo o nada de acuerdo con que transmitiera un mensaje de confianza en el futuro político.

El 60,7% tampoco lo está con que su discurso reflejara la fortaleza del Govern y el 53,3% no está demasiado de acuerdo o nada de acuerdo con que transmitiera decisión de cumplir las promesas electorales.

En cuanto a las intervenciones de Mas, el 48,8% está totalmente o bastante de acuerdo con que se vio que CiU es una alternativa de gobierno. El 60,2% no está demasiado o nada de acuerdo con que se reflejara que la federación hace una oposición constructiva y el 58,3% dice que del discurso de Mas no se desprende (no demasiado de acuerdo o nada) que CiU transmita confianza a la sociedad catalana.

En cuanto a calificativos referidos a Montilla y a Mas, las intervenciones del presidente de la Generalitat fueron más "serias", "responsables", "constructivas", con más "moderación" y más "sentido práctico".

Por su parte, Mas supera a Montilla en sus intervenciones por ser más "realistas", "claras y comprensibles", "autocríticas", con más "conocimiento de los problemas de Catalunya", con más "sensibilidad hacia los problemas de los catalanes", con más "iniciativa", pero más "superficiales" y "demagógicas".

Tras la celebración del debate, el 68,7% de los que lo siguieron creen que la situación política de Catalunya seguirá igual, mientras que el 15,5% opina que mejorará y el 13,4% dice que empeorará.

Del total de la muestra de 1.200 entrevistados, el 35,2% aseguró haber tenido conocimiento del debate. A partir de este porcentaje, el 47% lo siguió poco, el 31% bastante y el 16,3 no lo siguió.