Publicado 30/06/2021 13:26CET

Mata (PSPV) acepta la codefensa de un empresario detenido en Azud y dice que es compatible, "ético e incluso estético"

Archivo - El portavoz del grupo socialista en las Cortes Valencianas, Manolo Mata, en rueda de prensa
Archivo - El portavoz del grupo socialista en las Cortes Valencianas, Manolo Mata, en rueda de prensa - Jorge Gil - Europa Press - Archivo

La oposición denuncia que lo visitara en la cárcel y Compromís y UP recuerdan sus derechos como abogado

VALENCIA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 'número dos' del PSPV, Manolo Mata, ha anunciado que ha aceptado la codefensa del empresario Jaime Febrer, uno de los detenidos que está en la cárcel por la presunta trama de corrupción urbanística conocida como caso Azud, y ha defendido que es legal, compatible con sus cargos políticos, "ético e incluso estético".

En rueda de prensa tras la junta de síndics en Les Corts, Mata ha rechazado las "teorías conspiranoicas" del PP de que fuera a visitarlo hace unos días a la cárcel de Picassent --como publicó 'Las Provincias'-- para obtener información sobre el caso y ha hecho hincapié en que está bajo secreto de sumario y en que está en su derecho como abogado, algo que ha asegurado que ha decidido este mismo miércoles.

Por contra, en las comparecencias previas a las explicaciones de Mata, el PPCV ha sostenido que "no son ni un cliente ni un abogado cualquiera" y se ha preguntado si "la información que recabó en su visita a la cárcel ha terminado en los oídos de Ximo Puig" --'president' de la Generalitat y líder del PSPV--, mientras Cs lo ha calificado como "una torpeza" y Vox de "moralmente reprochable".

Entre los otros dos partidos del gobierno del Botànic, tanto Compromís como Unides Podem han recordado que Mata está en su derecho de compatibilizar la defensa de un encarcelado con su labor política y parlamentaria y han quedado a la espera de sus justificaciones.

Se trata de la segunda fase de Azud, en el que el Juzgado de Instrucción número 13 de Valencia investiga presuntas mordidas con facturas supuestamente ficticias que varias empresas adjudicatarias de obra pública del Ayuntamiento de València habrían realizado durante el anterior gobierno del PP. Entre los 14 detenidos figura el exsubdelegado del Gobierno y socialista Rafael Rubio.

Para leer más