Melero: "El 'procés' fue como esa partida de póquer en la que todo el mundo ha apostado demasiado y no tira las cartas"

Publicado 27/11/2019 9:24:45CET
El abogado del exconseller, Joaquim Forn, Javier Melero ante la prensa.
El abogado del exconseller, Joaquim Forn, Javier Melero ante la prensa. - Europa Press TV

El abogado de Forn narra en "El encargo" su visión personal de la instrucción y el juicio a los dirigentes independentistas en el Supremo

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El penalista Javier Melero, histórico abogado de Convergencia Democrática de Cataluña -pese a su posición distante de la causa independentista- vuelca en "El Encargo" (Ariel) su vivencia personal como defensor de dos de los condenados en la causa del procés, la exconsejera de Gobernación Meritxell Borrás y el de Interior Joaquim Forn, y concluye que el procés fue "como esa partida de póquer en la que todo el mundo ha aportado demasiado y ya nadie quiere abandonarla, pues no vale la pena tirar las cartas".

En una entrevista concedida a Europa Press el letrado dice compartir parte de la tesis de la sentencia cuando hablaba del "clima de ensoñación" propiciado por los dirigentes catalanes durante el otoño de 2017, aunque disiente de que lo ocurrido pudiera calificarse como un engaño, tal y como hizo la sala presidida por Manuel Marchena. "No creo que en realidad nadie tuviera la intención de engañar, sino que de manera intuitiva y bastante condicionada por la circunstancias todo el mundo se fue moviendo, fue avanzando no se sabía muy bien hacia dónde".

En la portada del libro aparece una pregunta: ¿Puede un hombre no independentista defender a los líderes del 'procés'?, a la que el abogado responde afirmativamente. "En todo caso si existe algún mérito es de ellos, son las personas que tienen que estar más impregnadas ideológicamente a que puedan tener problemas para que alguien que trabaja para ellos no comparta lo que son sus ideales y su visión del mundo", añade.

En el libro, donde en dos o tres líneas el autor es capaz de retratar de forma precisa a todos los personajes de este asunto, Melero vierte su visión personal y sensaciones. "El lector me va a ver a mí deambulando por Madrid, hablando con gente y pensando la mayoría de las veces con melancolía en lo que está ocurriendo, como un quijote descarriado por la Mancha visitando prisiones" en el marco del juicio y también un poco antes, "en lo prolegómenos del drama en el mes de septiembre y octubre de 2017".

Melero califica las condenas "desmesuradas", y critica la "construcción muy especial" que hace el tribunal sobre la sedición, pues los condenados lo son como promotores de esta conducta mientras que los "sediciosos", la gente que fue a los colegios, "no se considera que hicieran nada ilícito".

"La promoción por parte del Gobierno de la Generalitat de una cosa que quien la lleva a cabo no es perseguido ni está cometiendo nada ilícito es un fenómeno de inducción muy extraño, es una inducción ilícita a una conducta lícita, no me convence", apunta el abogado.

"CON ELECCIONES NADA DE ESTO HUBIERA PASADO"

Preguntado sobre la trascendencia del momento en el que el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont decidió no convocar elecciones e impulsar la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), Melero afirma que el propio fiscal general del Estado, entonces José Manuel De la Maza, afirmó que si los comicios se hubieran convocado no se hubiera interpuesto querella por rebelión. "Si hubiera convocado elecciones nada de esto hubiera pasado", ha añadido.

En el libro, Melero relata cómo poco antes de la tramitación en el Parlament de las llamadas leyes de desconexión acudió a la univesidad a un acto amparado por dirigentes nacionalistas para que hablara de los riesgos penales que enfrentarían de seguir adelante con sus pretensiones, y que sólo la posibilidad de ser imputados desobediencia y malversación generó una auténtica inquietud entre los oyentes.

"Mis menciones a la rebelión y a la sedición en aquella conferencia fueron acogidas con risas con comentarios jocosos, incluso uno de los responsables políticos que había por allí, esto no lo cuento en el libro, cogió el micrófono y dijo, bueno, solo te has dejado los delitos sexuales", recuerda Melero.

En cuanto a la parte internacional del procedimiento judicial, relativa a los huidos y a las reclamaciones por parte del aún instructor de la causa en el Supremo, el abogado observa con "preocupación" que casi todos los movimientos internacionales de la justicia española se ven contradichos rotundamente por otros tribunales.

Por otro lado, sobre el "desastre" de lo ocurrido en las calles de Cataluña el 1 de octubre de 2017, Melero responsabiliza al Ministerio del Interior y el mecanismo de coordinación elaborado, que llevó a los agentes "a una situación imposible, estúpida, su reputación y su prestigio vaya usted a saber durante cuanto tiempo al servicio de nada, para nada, porque no consiguieron cerrar ningún centro".

Melero también se ha referido también al cambio del cariz de las manifestaciones independentistas que se ha venido produciendo y de forma muy evidente tras conocerse la sentencia del 'procés', un cambio que a su juicio "se venía larvando desde hace mucho tiempo, entre declaraciones explosivas de unos, el alimentar el malestar por parte de otro y los discursos provocativos por parte de todo el mundo". "Lo extraño es que no hubiera pasado antes", considera.

El abogado resta importancia al hecho de que sea uno de los investigados por el TSJ de Cataluña, Josep María Jové, el que suena para formar parte en unas posibles negociaciones con el futuro Gobierno".

"Cuando alguien quiere negociar con los independentistas, los independentistas envían un independentista uno de los suyos -reflexiona- Estamos en un país en el que unos y otros ven cualquier movimiento del contrario como una intolerable provocación, y a partir de aquí las posibilidades de diálogo se van frustrando".

Así, alude a que "el señor Sánchez se irrita profundamente con el señor Casado porque dice que Casado sólo podía pactar con el PSOE si se iba él". "Comparado con lo que se dice sobre los líderes catalanes, eso es absolutamente inocente y trivial, porque el día que no se les llama terroristas, se les llama nazi o incitadores a la violencia y cosas de ese tipo, y querer mantener un discurso público de esa naturaleza simultaneándolo con un discurso privado de limar diferencias es complicado", señala el abogado.

Desde su visión personal "todo el mundo se está tomando demasiado en serio a sí mismo, con una absoluta falta de empatía con los demás". Analizados a la luz de la razón, esos supuestos problemas identitarios y territoriales acaban siendo bastante ridículos, y todos estamos componiendo todo el rato una imagen de virtuoso intransigente que nos hace parecer bastante ridículos y bastante estúpidos", añade.

VOX Y CIUDADANOS

Sobre el ascenso de Vox, Melero manifiesta que tuvo como principal motivo el proceso independentista catalán, que hizo que mucha gente les votara por estar "enfadada y decepcionada". "No creo que la mayoría de los votantes de Vox piense que los hombres tenemos un problema porque nos maltratan las mujeres, seguro que su apoyo es una pura emoción visceral ante lo que consideran una agresión a los fundamentos de lo que entienden que es su país y su vinculación sentimental con su país", añade.

En cuanto a Ciudadanos, a cuyas primeras reuniones acudió si bien no tardó en desvincularse, a Melero no le sorprende lo que les ha ocurrido. "De hecho me ha extrañado que tardara tanto en pasarles. Yo he denunciado mucho antes estos bandazos y estas inconsecuencias", afirma.

Finalmente, el abogado explica que ha decidido titular cada capítulo del libro con una canción de rock, y recomienda al lector escucharla antes de leer cada pieza. El primero con Sultans of Swing de Dire Straits, lo primero porque el grupo se llama "horribles presagios" y luego porque cuenta la historia de una banda de segunda, que toca en el sur de Londres en locales de foco fuste".

Melero relaciona este tema relaciona directamente con él mismo, que ya no es el abogado de moda ni lleva los temas importantes del partido: "Yo soy el sultán del swing".

Contador

Para leer más