Publicado 02/03/2015 13:29CET

España arría la bandera en R.Centroafricana para dar por finalizada su misión

Arrian la bandera española en República Centroafricana
TWITTER DEL MINISTERIO DE DEFENSA

Casi 200 efectivos han participado durante diez meses en la operación europea para mejorar la seguridad y frenar las hostilidades

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los militares y guardias civiles desplegados en República Centroafricana han arriado ya la bandera española, un acto con el que se ha dado por finalizada de forma definitiva su misión en este país, que ha durado un total de diez meses.

Durante los primeros días del mes de marzo regresarán a España los efectivos del Ejército de Tierra y la mayoría de los de la Guardia Civil que han participado en la misión europea EUROFOR RCA para mejorar las condiciones de seguridad en la capital del país, Bangui, y frenar las hostilidades entre los grupos rivales.

Esta operación concluirá definitivamente el 15 de marzo y entró en su fase de repliegue el pasado 6 de febrero. La desactivación de los efectivos españoles ha sido progresiva y entre el 1 y el 10 de marzo 73 militares de la Fuerza de Operaciones Especiales y 17 guardias civiles abandonaran Bangui para regresar a casa.

447 OPERACIONES

La misión se ha desarrollado durante diez meses (desde mayo de 2014) y en ella han participado un total de 197 militares españoles desplegados en dos rotaciones. Este contingente ha realizado 447 operaciones a las que hay que añadir más de 150 servicios de la Guardia Civil que se resumen en más de 100.000 kilómetros recorridos en Bangui. Durante este tiempo se han producido dos enfrentamientos con civiles armados de los que no se han lamentado bajas, aunque un capitán resultó herido de forma leve por un ataque con granadas.

Los militares y guardias civiles españoles se unieron a la misión europea debido a la inestabilidad permanente en República Centroafricana, que provenía, en parte, de los enfrentamientos violentos entre los rebeldes Seleka, de raíz musulmana, y las milicias cristianas anti-balaka.

La misión de la UE se diseñó como una operación puente que finalizaría en octubre, seis meses después de alcanzar la plena capacidad operativa, pero la ONU decidió luego ampliar la presencia hasta marzo de este año.

Su misión ha sido proteger a la población de los conflictos interétnicos y de la criminalidad, establecer las condiciones para asegurar la libertad de movimientos de civiles y organizaciones humanitarias, y facilitar la reactivación de la actividad económica, así como el retorno de civiles desplazados.

La fuerza militar EUFOR RCA desplegada en Bangui ha estado formada por 650 efectivos estructurados en un Batallón Multinacional, una unidad de Policía, (integrada por miembros de la Gendarmería francesa y la Guardia Civil), una Fuerza de Operaciones Especiales y un Centro Logístico Conjunto Multinacional.

El comandante de la operación tiene su cuartel general en Larissa (Grecia), mientras que el comandante de la fuerza y su cuartel general se encuentran en Bangui, siendo Francia la nación marco en esta operación.

CONTRIBUCIÓN ESPAÑOLA

Según el Ministerio de Defensa, las fuerzas españolas en República Centroafricana han "contribuido significativamente a la mejora de la situación en esta región". La Fuerza de Operaciones Especiales ha llevado a cabo acciones de reconocimiento, diurnas y nocturnas, que han permitido adquirir un conocimiento del entorno, como herramienta elemental en este tipo de operaciones.

Se han mantenido también contactos con diferentes líderes locales y establecido destacamentos permanentes en el tercer distrito de la capital, lo que ha "mejorado el entendimiento entre la población y las fuerzas de EUFOR e incrementado el nivel de seguridad y estabilidad en el área". Todo ello, según Defensa, ha facilitado el retorno de desplazados desde los diferentes campamentos ubicados en la capital.

Por su parte, la Guardia Civil ha realizado servicios de seguridad ciudadana en el tercer y quinto distritos de la capital, de forma específica o conjuntamente con patrullas de las fuerzas internas de seguridad de República Centroafricana, con los que los agentes españoles han desarrollado funciones de mentorización.

A partir del 15 de marzo, solo un contingente de ocho guardias civiles permanecerá en Bangui, integrados en MINUSCA, la nueva misión permanente de la ONU que se ha desplegado en el país africano.