Millo dice que dedicó mucho tiempo a que Puigdemont olvidara su planteamiento "suicida" de hacer el referéndum

Procés.- Millo diu que va dedicar molt de temps perquè Puigdemont oblidara el se
SEÑAL DE TV DEL TRIBUNAL SUPREMO
Publicado 05/03/2019 11:32:48CET

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El que fuera delegado del Gobierno en Cataluña Josep Enric Millo ha relatado este martes durante su declaración en el juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo que dedicó mucho tiempo en tratar de convencer al expresident Carles Puigdemont de que olvidara su "planteamiento políticamente suicida" de buscar la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña. "Pero al otro lado de la mesa me encontré una silla vacía, porque no había otra cosa para él que no fuera celebrar el referéndum".

Millo ha reconocido que durante la primera parte de sus 18 meses de mandato, que comenzó en noviembre de 2016, siempre tuvo una relación "correcta y de colaboración en todos los aspectos" con el Govern de Puigdemont, que "solo se complicó con relación a lo hechos" que se juzgan en el alto tribunal.

Desde el principio, según el delegado del Gobierno de Mariano Rajoy en Cataluña, mantuvo varias reuniones con Puigdemont "en privado" a petición del propio expresident, de las que recuerda especialmente dos, en febrero y en mayo de 2017.

"Mi interés era persuadirle de que mantener esa posición era muy mal camino, que su obligación era cumplir con la Ley, pero su posición siempre fue la misma, no había ningún otro tema del que le interesase hablar que el de conseguir el beneplácito para un referéndum ", ha manifestado a preguntas del fiscal Javier Zaragoza.

También ha recordado Millo -que ha comienzo de la sesión ha rechazado el ofrecimiento de la Fiscalía de poder declarar sin que su imagen fuera emitida por televisión- una cena que celebró con el expresident hoy huido el 6 de junio de 2017.

"Estuvimos charlando mucho rato", ha relatado ante la Sala, recordando que le insistió que mientras que no llegara a convocar un referéndum podrían aún encontrar una salida en base al interés general de los catalanes, que no era el de la independencia.

"Su respuesta fue contundente", ha continuado Millo, ya que Puigdemont le dijo que no podía dar "marcha atrás" porque estaba comprometido y anunciaría el referéndum, lo que hizo tres días después. Millo considera este momento un punto de inflexión "prácticamente irreversible" y que entonces acabó entre ellos la relación formal.

Contador