El ministro iraquí de Exteriores defiende en su primera visita a España un mayor acercamiento entre ambos países

Actualizado 23/02/2007 19:21:28 CET

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Hoshiar al Zebari, defendió hoy en el curso de su primera visita oficial a España que ambos países inicien un proceso de "mayor acercamiento" y aumenten el intercambio de visitas entre ellos, informó el departamento que dirige Miguel Angel Moratinos.

Al Zebari, quien participó ayer en la Conferencia Política hispano-árabe organizada por Casa Árabe, intercambió con su homólogo español, quien coincidió con él en que ambos países se acerquen, los retos que se le presentan al país árabe.

Con respecto a la inestabilidad por la que atraviesa el país, Al Zibari expuso los principales elementos del nuevo plan de seguridad centrado en Bagdad, mientras que Moratinos recordó a su homólogo que España está dispuesta a seguir apoyando al Gobierno iraquí en sus esfuerzos por erradicar la violencia y consolidar el Estado de Derecho, indicó en un comunicado la Dirección General de Comunicación Exterior.

Los dos ministros señalaron la importancia de avanzar en la reconstrucción de Iraq. En este sentido, el jefe de la diplomacia española aseguró que España sigue fiel a los compromisos asumidos en la Conferencia de donantes de Madrid y precisó que centra su acción en el fortalecimiento institucional en el campo de la justicia, el desarrollo de la Administración regional y local, y el fortalecimiento de la sociedad civil para la construcción de la democracia, con la intención de facilitar la transición democrática.

También abordaron el proyecto que, en colaboración con Estados Unidos, se está desarrollando para construir un hospital infantil en Basora.

Moratinos expresó también su apoyo a la iniciativa del International Compact for Iraq que tiene por objeto la construcción de un Iraq seguro, unido, federal y democrático y que fue presentada el día 27 de julio de 2006 en la sede de la ONU y analizada en una serie de reuniones en las que España participó activamente. Ambos interlocutores intercambiaron opiniones sobre la mejor manera de proceder a su aprobación definitiva.

Por último, el ministro español señaló que el Gobierno ha apoyado desde el primer momento el proceso de transición política en Iraq y saludó el hecho de que éste se haya podido llevar a cabo y de que Iraq cuente, en estos momentos, con un gobierno democráticamente elegido.