Actualizado 31/12/2007 11:34 CET

Molina visita el miércoles las instalaciones de la nueva biblioteca pública de Santiago

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, estará el miércoles en Santiago de Compostela para visitar, acompañado por el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, el edificio que albergará la futura biblioteca pública, inicialmente de titularidad estatal mientras no se firma el convenio de traspaso a la Xunta.

La capital de Galicia contará en el primer trimestre de 2008 con una nueva biblioteca pública, financiada por el Gobierno central y gestionada por la Xunta de Galicia. El edificio de este centro, que responde a un proyecto del arquitecto Andrés Perea, incluye diversas áreas y entrará en funcionamiento con un fondo de 60.000 títulos de diversos materiales.

Según la información recopilada por Europa Press, la construcción del edificio de la nueva biblioteca cuenta con un presupuesto de 7,11 millones de euros y la obra se entregó en diciembre, aunque la entrada en funcionamiento no se producirá hasta "el primer trimestre de 2008", una vez que se hagan todos los trabajos necesarios para el funcionamiento pleno del servicio, sobre todo en lo referido a préstamo.

El edificio, situado en la Avenida de Xoán XXIII en un solar de 4.104 metros cuadrados que fue cedido por el Ayuntamiento de Santiago, es temporalmente de titularidad del Ministerio de Cultura y se vincula con la Red de Bibliotecas Públicas del Estado --compuesta por 52 centros dependientes de la Dirección General de Libro, Archivos y Bibliotecas--; pero las 37 personas de que integran la plantilla y la dotación de fondos, así como la propia gestión del centro corresponderá a la Consellería de Cultura.

Las previsiones son que la nueva Biblioteca Pública de Santiago de Compostela concluya a principios de enero la instalación de mobiliario y equipamiento informático --este es proporcionado por el Ministerio de Cultura--. Este centro contará con rede Wifi, aunque están por definir las condiciones de acceso de los usuarios a este servicio; y habrá 60 puestos de ordenador disponibles para los usuarios. También está previsto el acceso vía internet por un portal a publicaciones y recursos on-line de todo tipo.

60.000 TÍTULOS

Según detallaron a Europa Press fuentes de la Consellería de Cultura, estas instalaciones abrirán al público con 60.000 títulos de diversos materiales, de los que 20.000 estarían en depósito --aquellos más antiguos y en su mayoría procedentes de la anterior biblioteca de Casas Reais-- y otros 40.000 más nuevos que estarán en estanterías y serán de acceso directo a los usuarios. Actualmente, están ya catalogadas e introducidas en bases de datos bibliográficos, más de 42.000 obras.

Así, la Biblioteca Pública de Santiago ofrecerá "una colección amplia, atractiva y actualizada" que estará formada por fondos de referencia, colección infantil, novedades, colección de banda diseñada, publicaciones periódicas, música, DVD's y programas de ordenador. La Xunta, a través de la Consellería de Cultura, ha invertido hasta ahora 300.000 euros en ejemplares para los fondos de esta biblioteca y prevé destinar otros 200.000 en el año 2008.

ESTRUCTURA DEL EDIFICIO.

El edificio de Xoán XXIII, responde a un proyecto de 2001 del que es autor el arquitecto Andrés Perea y de Roberto Medin, consta de 5.462 metros cuadrados construidos en cinco alturas, y tiene un enorme telón de cristal como fachada. La sección infantil ocupará toda una planta, la primera, que cuenta con capacidad para 30.000 documentos. En el segundo nivel del edificio se instalará el área de fondos generales, con lugares para exposición y consulta rápida, un espacio que puede guardar 100.000 documentos y material audiovisual.

La tercera planta de esta nueva Biblioteca de Santiago será un área de consulta y trabajo de documentos, con espacios de apoyo y que albergará el fondo especializado en la ciudad. Por último, la cuarta planta se destinará a la zona de trabajo interno del centro.

El centro tendrá una plantilla de 37 personas, entre técnicos superiores, auxiliares de archivos, subalternos y ordenanzas. Parte de este cuadro de trabajadores realiza actualmente trabajos para el Centro Superior Bibliográfico de Galicia y de la Biblioteca Antigua de Casas Reais. Actualmente, seis auxiliares están introduciendo registros en el programa informático utilizado en los fondos bibliotecarios.

Inicialmente, el proyecto estaba previsto que se ejecutase entre 2002 y 2004, pero las obras estuvieron paralizadas y fue necesaria una nueva programación que posibilita que, finalmente, esta nueva biblioteca pueda estar en funcionamiento en 2008.