Actualizado 03/01/2022 17:18 CET

Montero admite tramitar la reforma laboral como proyecto de Ley pero confía en que sufra las menos variaciones posibles

María Jesús Montero, este lunes en Sevilla
María Jesús Montero, este lunes en Sevilla - EUROPA PRESS

La ministra de Hacienda no contempla que no se convalide el decreto Ley y hace un llamamiento al PP para que lo apoye

SEVILLA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, admite que la reforma laboral se pueda tramitar como proyecto de Ley aunque hace un llamamiento a sus socios a respetar en la medida de lo posible el pacto entre empresarios y sindicatos.

En declaraciones a los periodistas durante su asistencia en el Ayuntamiento de Sevilla al acto de toma de posesión de Antonio Muñoz como nuevo alcalde de la capital, Montero ha dejado claro que la citada reforma, aprobada la semana pasada en el Consejo de Ministros por Decreto Ley, será convalidada en el Parlamento. No obstante, ha abierto la puerta a que se tramite como proyecto de Ley confiando en que "sufra las menos variaciones posibles y se intente respetar el texto que salió" de mucho debate, de muchas horas de trabajo y de mucho diálogo de la mano de los agentes económicos

"No contemplo la posibilidad de que no se convalide el decreto ley, aunque otra cuestión distinta es que se tramite como proyecto de ley, y es ahí donde hacemos un llamamiento a respetar en la medida de lo posible el acuerdo fruto de un diálogo bastante honesto y en el que los agentes sociales, una vez más, han estado a la altura del país y han demostrado el patriotismo que vienen demostrando desde el inicio de esta pandemia", ha sentenciado.

HACE UN LLAMAMIENTO AL PP

Además, la ministra ha hecho un llamamiento al PP para que apoye esta reforma laboral que es fruto de un diálogo social donde los empresarios han estado representados por la CEOE. "Correspondería que el PP respetara un acuerdo del diálogo social, porque es la primera vez en la historia de nuestro país que una reforma laboral, prácticamente en su integridad, es fruto del acuerdo entre sindicatos y empresarios".

En su opinión, el presidente del PP, Pablo Casado, "no puede esconderse a través de argumentos que son pueriles e inmaduros, sino que realmente tiene que plantear qué va a hacer su formación con la reforma laboral". "No cabe que ponga ni un solo pero a un texto que ha sido dialogado y acordado", ha apuntado la ministra.

En este sentido, ha manifestado desde el primer momento, el Gobierno ha trasladado que esta reforma laboral tenía dos importantísimas ventajas, la primera de ellas la forma en que se ha llevado a cabo el proceso de acuerdo, previo diálogo con los representantes de la economía, empresarios y sindicatos.

"El hecho de que la representación de trabajadores y de empresarios haya acordado un texto como el que se somete a debate en el Congreso de los Diputados, merecería la pena estudiarlo con atención y validarlo sin incorporar ninguna cuestión añadida, puesto que este documento es el fruto del debate y de la armonía entre los intereses que se encuentran en juego", ha indicado la ministra.

En segundo lugar, Montero ha destacado que esta reforma laboral combate los principales elementos que habían sido objeto de la anterior reforma del Gobierno del PP, como la precariedad en el empleo, ya que el trabajo y el contrato que se plantean en esta nueva reforma son un instrumento para combatir uno de los problemas estructurales que ha tenido nuestro mercado laboral, como la temporalidad y la precariedad.

Asimismo, ha señalado que esta reforma conlleva un "empoderamiento de la negociación colectiva, la capacidad de equilibrar las relaciones entre empresarios y trabajadores" para que en las empresas y sectores haya avances en materias salariales o de condiciones laborales, acordes al momento de recuperación económica.

En este sentido, ha confiado en que el conjunto de formaciones políticas apoyen esta reforma laboral y el texto permanezca en la medida de los posible "inalterado", una vez que ha sido fruto del acuerdo entre las partes.

Contador