Actualizado 17/02/2007 19:30 CET

Montilla acusa al PP de tener "delirios autoritarios" y presionar al poder judicial para modificar sus decisiones

BARCELONA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer secretario del PSC, José Montilla, acusó hoy al PP de tener "delirios autoritarios" y querer "controlar el poder legislativo, ejecutivo y judicial", así como someter a "una presión permanente" y "instrumentalizar" el poder judicial. " "Sólo aceptan de buen grado las decisiones cuando éstas coinciden con su criterio político", sentenció.

En un Consejo Nacional del partido, Montilla explicó que el PP "adopta una estrategia destructiva", ya que aportan "ambigüedades y mentiras" sin "ninguna prueba o elemento judicial que lo sostenga" entorno a las investigaciones de los hechos ocurridos en los atentados del 11-M. "Tienen hipótesis fantasiosas que los grupos mediáticos afines al PP no dejan de difundir", apuntó.

Según el presidente de la Generalitat, esto obedece a una intención de "exculpar la gestión durante el gobierno de Aznar, que también era el de Rajoy". Asimismo, acusó a los populares de ser "incapaces de tener consensos con cualquier otra fuerza política" y hacer "campañas de difamación sobre el contenido del Estatut".

CIU "NO ACABA DE ENCONTRAR SU PAPEL EN LA OPOSICIÓN"

Montilla señaló que CiU "no acaba de encontrar su papel en la oposición" y explicó que, aprovecha las críticas del PP para "cargar contra el gobierno de Catalunya". "Parece más interesado en defender futuros pactos con la derecha de siempre que en defender los intereses de Catalunya", dijo.

Asimismo, acusó a los convergentes de hacer el "ridículo" porque mientras "Mas dice una cosa, Duran otra". Además, acusó al líder de CiU no saber "distinguir" entre adversarios y amigos, y le criticó por buscar "pactos en las municipales y más allá" con el PP para "acompañarlo en los ataques contra Catalunya".

Por otro lado, Montilla consideró como una "obviedad" que la Generalitat defenderá los intereses de Catalunya, a pesar de que "algunos se interesan en cuestionarlo". Además, aseguró que conoce "el camino y la actitud que se debe adoptar para desarrollar el Estatut". Sin embargo, apuntó que no permitirá que "la acción de gobierno quede bloqueada por estos debates".

El alcalde de L'Hospital, Celestino Corbacho, apoyó las declaraciones de Montilla asegurando que su formación es la alternativa al "inmovilismo que caracteriza a la oposición". "La derecha convierte los retos de futuro en problemas y genera inseguridad y miedo", recalcó.

CERCA DE 400 CANDIDATURAS PARA LAS MUNICIPALES

El PSC presentó hoy sus 393 candidaturas para las próximas elecciones municipales del 27 de mayo y avanzó que llegarán a concretar 700 en el consejo nacional del 31 de marzo. El 36% de los candidatos a ayuntamientos presentados son nuevos.

El alcalde de L'Hospitalet explicó que uno de los retos del programa para las municipales será aplicar "la autoridad y el orden", ya que no comparten que "cuando se incumple una orden, más guay se es". "Las normas y las leyes nacen del poder democrático y hay que cumplirlas", sentenció.

Corbacho señaló que durante la campaña para las municipales se "hablará poco" de vivienda protegida, ya que el "reto no es hablar de vivienda, es hacerla". Otro de los ejes, será evitar la sobre ocupación en pisos patera. "No podemos permitir que se especule con la necesidad humana".

En este sentido, explicó que el PP habla "demagógicamente" de la inmigración y lo hace "en terreno resbaladizo y peligroso". Así, recordó que fue el presidente del PSOE y del Ejecutivo español, José Luís Rodríguez Zapatero, quien regularizó la situación de los inmigrantes en su momento.

Por su parte, el alcalde de Sabadell, Manel Bustos, calificó como "normal" que los municipios reclamen mayor poder de gestión a la Generalitat y a partir de ahí surjan "algunas discrepancias" entre ambos sectores.

No obstante, Bustos señaló que en las próximas elecciones tienen "una oportunidad histórica", ya que tienen "al gobierno de lado". También el alcalde de Lleida, Ángel Ros, apuntó que la derecha "cuando lidera épocas de cambio, provoca fractura social".

Montilla destacó que a Tarragona "le conviene un cambio y un final del ciclo agónico y triste" en la legislatura de los convergentes. En este sentido, el alcalde de Tarragona, José Félix Ballesteros, señaló que trabajará "por hacer posible lo que es necesario".