La mujer de Romeva dice que suspender al "senador más votado en Cataluña" sería cerrar puertas a la política

Actualizado 21/05/2019 10:02:03 CET
28A.- Rufián celebra un mitin en la cárcel y reta a Sánchez, Casado y Rivera a imitarle
EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Sigue en directo la constitución del Congreso y el Senado

Diana Riba, esposa del senador de ERC Raül Romeva, procesado y en prisión preventiva acusado de promover la independencia de Cataluña, ha afirmado este viernes que espera que Romeva no sea suspendido de sus funciones como parlamentario, porque fue "el senador más votado en Cataluña" y porque eso sería "empezar el nuevo camino con las puertas cerradas".

En declaraciones a los periodistas antes de la sesión constitutiva del Senado, Riba, candidata de ERC a las europeas, ha dicho que hoy será el día en que se verá si las Cámaras "van a decir basta y van a hacer política y a dejar los temas judiciales de lado".

En su opinión, eso sería "separación de poderes" ante un juez "que pide ya la suspensión y la inhabilitación", lo que supondría "volver a poner la justicia en la política y la política en la justicia".

A su modo de ver, con la elección de los independentistas como parlamentarios se está dando "una nueva oportunidad para hacer política, para abrir diálogo y negociación" pero si se comienza con la suspensión de sus derechos políticos, que están "intactos", el camino comenzaría "con las puertas cerradas". "A ERC no nos gustaría", ha añadido.

Para la esposa del senador procesado, para resolver el problema hay que "dialogar, dejar de hablar de suspensión y de inhabilitaciones y volver a la política". Además, cree que el dejar ejercer sus derechos políticos a los procesados es una oportunidad de "cambiar el rumbo que ha tomado este Estado español en los últimos años".

Según ha dicho, los políticos presos están "fuertes", pero con la expectativa de ver cómo se desarrolla el día después de que el lunes, cuando Romeva acudió a la Cámara a presentar sus credenciales, solo le dejasen estar "siete minutos" y "sin tranquilidad para poder hablar con el Grupo de senadores". "No sé si podré decirle hola o abrazarlo", ha añadido.

"Vemos una vez más esta tensión política y judicial con personas de paz, democráticas y pacíficas que nunca han demostrado ni violencia ni ninguna de estas actitudes", ha alegado Riba, que cree que Romeva "tendría que tener total libertad Raül dentro del senado para poder ejercer todos sus derechos políticos".