Muñoz-Torrero, presidente de las Cortes de Cádiz, ya tiene busto en el Congreso

Busto de Diego Muñoz-Torrero
CONGRESO
Publicado 08/10/2018 19:49:56CET

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, han descubierto este lunes en el Congreso una escultura del busto de Diego Múñoz-Torrero, diputado extremeño que fue presidente de las Cortes de Cádiz y de la comisión que redactó la Constitución de 1812, conocida como 'La Pepa'.

La obra, realizada en bronce por el artista Ricardo García Lozano y que quedará expuesta en el vestíbulo de una de las ampliaciones del Congreso, ha sido donada por las diputaciones provinciales de Badajoz y Cáceres, cuyos presidentes Miguel Ángel Gallardo y Rosario Cordero, respectivamente, también han estado presentes en el acto.

Diego Muñoz-Torrero nació en 1761 en Cabeza de Buey (Badajoz), localidad que ha estado representada por su alcaldesa, la socialista
Ana Belén Valls Muñoz. El político liberal y sacerdote, que llegó a ser rector de la Universidad de Salamanca con 26 años, fue diputado por Extremadura primero en las Cortes de Cádiz y después en el Trienio Liberal.

En concreto, presidió las Cortes entre el 24 de marzo y el 23 de abril de 1811 y también dirigió como presidente de la comisión los trabajos para la redacción de la 'La Pepa'.

DEFENSOR DE LA SOBERANÍA NACIONAL

Durante sus discursos tanto Pastor como Fernández Vara han recordado que Muñoz-Torrero fue uno de los primeros liberales que hablaron de la "soberanía de la Nación española". "Dos siglos después algunos hoy siguen discutiendo sobre esto", ha comentado el presidente extremeño, quien ha recalcado que habría que tener claro que "los diputados no representan a sus territorios sino a todos los españoles".

De su lado, Pastor se ha referido al homenajeado como un "prócer" del que ha destacado "su entrega y patriotismo", su defensa del papel de representación de las Cortes, de la lealtad al Rey y de la división de poderes, así como su contribución a la libertad de prensa en España.

Pero el busto no es el primer recuerdo del presidente de las Cortes de Cádiz que hay en el Congreso. Desde hace casi dos siglos la Cámara Baja ha albergado primero en sus archivos y después expuesta en distintas estancias la conocida como 'bandera de Muñoz-Torrero'.

Se trata de la enseña que el político regaló a la milicia nacional de Cabeza de Buey y que Isidora Mora de San Joaquín, religiosa enclaustrada del Convento de la Concepción de esta localidad, envió a las Cortes en 1837.

Contador