Los nacimientos alcanzan en Navarra el valor más alto en 25 años, principalmente por las mujeres extranjeras

Actualizado 09/11/2007 20:45:08 CET

PAMPLONA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El número de nacimientos estimado en Navarra en 2006 se cifra en 6.420, el valor más alto de los últimos 25 años y equiparable al registrado al inicio de la década de los 80, según informó el Instituto de Estadística de Navarra en un avance del estudio sobre el movimiento natural de la población de la Comunidad foral en el año 2006.

El aumento de la fecundidad viene de la mano de las mujeres extranjeras, a quienes corresponde en 2006 el 18,2 por ciento de los nacimientos. Cinco años atrás ellas aportaban un 8,8 por ciento de la natalidad y hace una década, el 2,6 por ciento.

"El aumento de población extranjera residente está, sin duda, detrás del incremento de este porcentaje, aunque tampoco debe obviarse que dicha población tiene, en promedio, una fecundidad más elevada", señala el estudio.

Este aumento de la natalidad tiene relación con un incremento del Índice Sintético de Fecundidad (ISF), coloquialmente, número medio de hijos por mujer, que se sitúa en el 1,4 y confirma la senda ascendente iniciada en el año 2000.

El crecimiento de la natalidad viene observándose desde mediados de los años 90, mientras que la fecundidad (ISF) comenzó a incrementarse en el año 2000.

Esta divergencia se explica porque inicialmente los nacimientos crecieron como consecuencia del aumento de población en edad de tener hijos, 25 a 39 años principalmente, mientras que desde 2000 se ha sumado a esta tendencia un ascenso del número medio de hijos por mujer.

El índice de fecundidad de las mujeres navarras nacionales es de 1,3 hijos (promedio) por mujer entre 2004 y 2006, mientras que el índice asciende hasta 1,8 hijos entre las extranjeras, "una diferencia notable si se tiene en cuenta que esta fecundidad es equiparable a la de las mujeres navarras en el año 1982".

Con relación a las mujeres extranjeras que en 2006 han tenido hijos, la mayor parte son de nacionalidad marroquí (20,9 por ciento), seguidas muy de cerca de las ecuatorianas (20,2 por ciento) y, en tercer lugar, de las colombianas (8 por ciento). Estos tres grupos son también los que en años anteriores han acumulado el mayor número de nacimientos.

En cuanto a la distribución de la fecundidad por edades, las mujeres nacionales reproducen un modelo muy uniforme, con tasas que se concentran entre los 29 y 36 años, mientras que las extranjeras presentan una edad notablemente más joven (las tasas más elevadas corresponden a las edades 20 a 29 años) y más heterogénea.

Estas diferencias se sintetizan también en la edad media de la maternidad, donde la diferencia entre las nacionales y las extranjeras es de 5 años. Las primeras tienen sus hijos, en promedio, a los 32,9 años, mientras que las extranjeras a los 28.

DEFUNCIONES

Por otra parte, la cifra de defunciones estimada para 2006 es de 4.963, un valor muy similar al registrado en los dos años anteriores y que se inscribe dentro de "un periodo de estabilidad". La Tasa Bruta de Mortalidad (TMB), o número de defunciones por cada 1.000 habitantes, refleja también esta tendencia y desde comienzos del nuevo siglo se mueve en una horquilla de 8,4 a 9,1 fallecidos por cada 1.000 habitantes.

En cuanto a matrimonios, en 2006 la cifra de uniones matrimoniales se estima en 2.725, un valor similar al de los años anteriores yque se inscribe dentro de la brecha registrada en la última década (el valor máximo fue de 2.969 enlaces y el mínimo de 2.554).

La normalización y legalización de otras formas de convivencia en pareja, como las parejas de hecho, podría explicar esta evolución,aunque la inexistencia de un registro estadístico de uniones de hecho, similar al de los matrimonios, no permite aseverar esta hipótesis.