Actualizado 27/07/2007 15:45 CET

Narbona pide que elijan al próximo líder socialista de Madrid "en base a su capacidad para sintonizar con la sociedad"

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comisión Gestora del PSM, Cristina Narbona, pidió a los delegados socialistas que elijan al próximo líder del partido en "base a su mérito, a su capacidad y, especialmente, en base a su capacidad de sintonizar con el resto de la sociedad".

"Elijamos sabiendo que nos toca dar ejemplo, porque somos un partido en el que que participamos desde una posición ética que tenemos que demostrar en lo personal, lo profesional y lo político", advirtió Narbona, quien señaló que, de esta forma, los socialistas serán "reconocidos y diferenciados de los líderes del PP", entre otras cosas, "por la forma en que se eligen y por las exigencias a que se hacen a aquellos que quieran mantener el liderazgo político del partido".

Así, y tras agradecer a los "tres compañeros que han decidido dar un paso al frente en un contexto complejo y difícil", como el que atravesó el partido desde la debacle electoral socialista en las pasadas elecciones del pasado 27 de mayo, la también ministra de Medio Ambiente quiso agradecer a Tomás Gómez, José Cepeda y Manuel García-Hierro "su valor y compromiso".

"Un compromiso que han tenido oportunidad de hacer llegar a toda la militancia y a los delegados para que éstos hayan entendido las propuestas de los tres candidatos", apuntó Narbona, quien reconoció algunas "decisiones voluntarias de la Gestora" en su intento de lograr "una representación sin precedentes", gracias a los 638 delegados que acuden en representación de las agrupaciones socialistas de la región.

En un breve repaso a las siete últimas semanas en las que la ministra dirigió la federación madrileña, la presidenta aseguró que se establecieron "criterios objetivos sencillos" como que aquel que hubiese encabezado la lista electoral fuese nombrado portavoz en aquellos lugares donde el PSOE hubiera de desempeñar labores de oposición, o que se tuviera en cuenta el lugar de la lista en aquellos lugares donde la persona que la encabezase ya no estuviese, como fue el caso del Grupo Parlamentario tras la marcha de Simancas, o en el Ayuntamiento de Madrid, por la dimisión de Miguel Sebastián.

"MÁS DEMOCRACIA Y MÁS COHESIÓN"

Sin embargo, advirtió que "ni una sola decisión de la Gestora condiciona al futuro secretario general ni a la próxima Ejecutiva regional", a quienes pidió que tomen "buena nota del deseo manifestado mayoritariamente por los socialistas que, en estas semanas, han exigido más democracia, más transparencia y más cohesión". "Eso nos va a llevar, sin duda, a un mejor liderazgo", añadió.

Tras aventurar que "en Madrid lo mejor está por llegar", Narbona se mostró confiada en la "capacidad del partido de recuperar la confianza de los ciudadanos y así, volver a ser la primera fuerza en Madrid " porque, aseveró, "por primera vez existe un amplio consenso sobre el diagnóstico" de los militantes y todos aquellos que quieren que el PSM "vuelva a ser reconocido".

"Sabemos lo que tenemos que hacer para mejorar nuestra organización, nuestro liderazgo y nuestra agenda política", apuntó la ministra, a lo que añadió su deseo de que "este Congreso sea el primer paso para que el PSM sea visto como el partido capaz de hace frente al PP y de representar a aquellos que no se resignan a tener al frente del territorio a personas como Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón".