Nueva votación en el Congreso sobre el 155 y la destitución de Torra

Diputados en la sesión de control
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 17/02/2019 12:47:35CET

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El PP someterá a votación la próxima semana, en el penúltimo Pleno del Congreso de esta legislatura, una moción en la que se insta una vez más al Gobierno de Pedro Sánchez a iniciar el procedimiento para destituir al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y a activar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Esta moción es consecuencia de la interpelación que la portavoz del Grupo Popular, Dolors Montserrat, dirigió en el último Pleno del año pasado a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet. Un día antes de ese debate entre ambas, la Cámara ya rechazó una proposición no de ley de Ciudadanos que también pedía activar el 155.

TOMAR EL CONTROL DE LOS MOSSOS

La moción, que los 'populares' podrían autoenmendar para actualizar su contenido, consta de dos partes. En la primera se propone que el Congreso condene las declaraciones realizadas el pasado diciembre por Torra a favor de la "vía eslovena", que define como "la provocación de muertos y heridos para conseguir la independencia".

También persigue que la institución constate que "las graves amenazas" de Torra y "su aliento a grupos violentos ponen en peligro la convivencia el interés general" y, por tanto, "le inhabilitan para continuar ejerciendo en el cargo".

Tras estas constataciones, en una segunda parte, la moción, recogida por Europa Press, exige al Ejecutivo hacer cumplir la Constitución y el Estatuto de Cataluña "protegiendo los derechos y las libertades de todos los catalanes acosados por el separatismo".

AMENAZA PARA LA SEGURIDAD NACIONAL

En este contexto, el PP busca que el Congreso reclame a Sánchez que nombre una autoridad funcional para coordinar las actuaciones de los Mossos en virtud de lo previsto en la Ley de Seguridad Nacional y que le emplace a "iniciar los procedimientos para destituir" a Torra "requiriéndole a atender inmediatamente sus obligaciones legales en aplicación del artículo 155".

Y todo ello, porque, según el partido de Pablo Casado, el Gobierno central "no puede seguir con los brazos cruzados, haciendo dejación de sus funciones" ante la "clara amenaza de los partidos independentistas" a la "convivencia entre catalanes y a la seguridad nacional".