Una operación internacional permite acabar con un sofware espía RAT que secuestraba los ordenadores de las víctimas

Publicado 29/11/2019 21:53:53CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una operación policial internacional ha conseguido acabar con un sofware espía de acceso remoto que permitía a los ciberdelincuentes tener un acceso completo a los ordenadores de sus víctimas. Un total de 13 personas han sido arrestadas en relación a esta herramienta que ha sido utilizada en 124 países y vendida a más de 14.500 usuarios.

La investigación ha estado dirigida por la Policía Federal Australiana (AFP), bajo la coordinación de Eurojust y Europol, y ha involucrado a numerosas agencias judiciales y policiales en Europa, Colombia y Australia.

El troyano de acceso remoto (RAT, por sus siglas en inglés) se instalaba sin ser detectado por el usuario, lo que permitía a los piratas informáticos desactivar el software antivirus, tener acceso a la cámara web y ejecutar comandos como grabar pulsaciones de teclado, que les daba libre acceso a datos y contraseñas.

Una de las características que convertían a esta RAT en una amenaza muy peligrosa era su bajo coste. Cualquier persona que quisiera robar datos o espiar a sus victimas lo podía hacer por tan solo 25 dólares, unos 22,69 euros. Los agentes creen que este ataque ha podido afectar a decenas de miles de personas en todo el mundo.

La orden de detención contra el desarrollador del troyano y uno de sus empleados se emitió en Bélgica y Australia en junio de 2019. Posteriormente, se han llevaron a cabo hasta 13 detenciones en diferentes países. Estas acciones internacionales han finalizaron con la incautación de 430 dispositivos y la desarticulación total de la infraestructura.

Esta semana se han desarrollado acciones en el marco de la operación en diferentes países, entre ellos España, Australia, Colombia, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, República Checa y Suecia.

Contador