Ortuzar: "Habrá confrontación en Euskadi" si Madrid dice no a un nuevo estatus

174667.1.644.368.20130203102436
Vídeo de la noticia
Actualizado 03/02/2013 11:24:36 CET

Dice que el PNV "peleará" donde sea por "la salvaguarda de su capacidad de decisión, si el Congreso y el TC le cierran las puertas Pide un pacto entre fuerzas "de las nacionalidades vasca y catalana" y estatales "que alumbre un nuevo modelo de Estado" Cree que la marca "España" es una "carga muy pesada" porque Euskadi no tiene su crisis "ni las presuntas prácticas políticas negativas"

BILBAO, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha manifestado que "nadie se engañe" porque la hoja de ruta de su partido es lograr un nuevo estatus político en 2015 y ha advertido de que "habrá confrontación también en Euskadi" si Madrid dice 'no' a un nuevo estatus político sin diálogo previo.

En una entrevista concedida a Europa Press, Ortuzar ha destacado que el PNV "peleará" donde sea por "la salvaguarda de su capacidad de decisión", si el Congreso y el Tribunal Constitucional le cierran las puertas, y ha reclamado un pacto entre las principales fuerzas "de las nacionalidades vasca y catalana" y estatales "que alumbre un nuevo modelo de Estado".

Además, ha considerado que la marca "España" es una "carga muy pesada" porque la Comunidad Autónoma Vasca no tiene su crisis económica "ni las presuntas prácticas tan negativas en el ejercicio de la política y de las instituciones".

En cuanto a Cataluña, ha apuntado que siempre se ha dicho que los vascos "han peleado mucho más por el fuero y los catalanes más por el huevo, que es una simplificación excesiva de que unos sólo nos hemos fijado en amarrar bien nuestro ámbito competencial para que las cosas se asumieran bien", mientras "los otros han pensado en asumir los ámbitos competenciales cuanto más rápido mejor".

"Es verdad que Cataluña ha tenido una estrategia de relación con el Estado español diferente de la nuestra. Incluso desde la propia negociación de los estatutos, nosotros pusimos mucho énfasis en la recuperación del Concierto porque, para nosotros, era básico", ha indicado. En esta línea, ha dicho que los catalanes "ni tan siquiera se plantearon esa reivindicación porque, probablemente, recaudar impuestos no era lo mas popular".

El líder jeltzale ha asegurado que entiende "perfectamente el brote soberanista catalán" porque "tiene una raíz política, pero también un evidente trasfondo económico de sentirse maltratados o agredidos económicamente en este modelo de Estado".

PLANTEAMIENTO SOBERANISTA DE PNV

"En nuestro caso, el planteamiento soberanista del PNV es más político, hunde sus raíces más en la necesidad de la construcción nacional de Euskadi y de la capacidad de los vascos a decidir nuestro futuro, precisamente porque el ámbito económico, en buena medida, lo tenemos salvaguardado gracias al Concierto Económico", ha indicado.

La pretensión del PNV es lograr en esta legislatura "el máximo autogobierno posible", siendo conscientes de que Euskadi "está conformada por una correlación de fuerzas que es la que es". "El PNV pondrá sobre la mesa su proyecto de Euskadi nación europea y pediremos a los demás partidos que pongan el suyo, para ver si somos capaces, entre todos, de llegar a un suelo común", ha indicado.

Tras reconocer que es difícil el consenso en torno a "cuál es la altura de la casa que nos gustaría construir a cada uno", ha añadido que las formaciones deberían ser capaces "de poner un suelo común para ir cimentándola en función de lo que decida la voluntad popular".

Ortuzar también ha diferenciado entre "la Euskadi nación europea, que mira al Norte de Europa" que pretende el PNV y "la Euskadi socialista de Bildu, esa Euskadi caribeña que, a veces, te dibuja, y que tienen como modelos a Chávez o Castro".

A su juicio, todos tendrán que dejar "pelos en la gatera" y eso significará que, "probablemente, el PNV va a ir menos lejos de lo que le gustaría y los otros partidos deberá ir un poquito más lejos de lo que ellos quieren, que es quedarse como estamos e incluso retroceder".

LA HOJA DE RUTA

Tras señalar que "es bueno" que la gente, entre ellos el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "se sienta tranquila" respecto a los vascos, ha emplazado a que "nadie se engañe porque la hoja de ruta del PNV está ahí", en referencia al reto de lograr un nuevo estatus jurídico político para 2015 que ha marcado el lehendakari, Iñigo Urkullu.

"Vamos a ir dando pasos, sin forzar la voluntad de nadie y ateniéndonos a los procedimientos marcados por el Estatuto, las leyes y el Parlamento vasco. Lo vamos a plantear con mucha rotundidad y seriedad porque nos vamos a implicar al máximo", ha añadido.

El presidente del EBB se ha preguntado "cuántas veces va a decir Madrid no a la voluntad de los vascos o catalanes sin tan siquiera discutir". "Yo entiendo que pueda haber gente que España que pueda ver las cosas diferentes a nosotros, pero que nos den la oportunidad de hablar, de convencer antes de confrontar. Si vemos que no hay posiciones de acuerdo, que no hay oportunidad para el diálogo, que Madrid dice que no a lo que se le diga, que hay un no anticipado, va a haber confrontación también en Euskadi", ha dicho.

Por ello, ha instado a lograr "un pacto de Estado que alumbre un nuevo modelo estatal que modernice España y en el que estén representadas las principales fuerzas políticas del Estado y de las nacionalidades vasca y catalana", ha indicado.

De esta forma, ha apelado a "la valentía" y ha señalado que el PP "tiene fuerza y la legitimidad suficientes" para abordar este proceso

"porque nadie duda de su españolidad, ha sido siempre un partido que se ha enfundado en la bandera rojigualda". "Si alguien tiene legitimidad y capacidad para hacer esa negociación y esos cambios son ellos", ha indicado.

CRISIS TOTAL

Andoni Ortuzar ha afirmado que "España está en una crisis total, también institucional y de valores", y que no ha han provocado "los malos separatistas vascos o catalanes". De esta manera, ha dicho que los nacionalistas no han llevado "a España a esta casi ruina económica, a una situación de prostración, de necesidad y de subordinación de lo que le mandan desde Bruselas".

En este sentido, ha considerado que "desde el propio Estado español tienen que salir elementos de regeneración, refundación y renovación", proceso en el que el PNV "está dispuesto" a participar.

No obstante, ha apuntado que se debe hacer desde "unas bases sólidas y justas", en las que sus propuestas "sean tomadas en consideración". Por ello, ha reclamado "un ámbito de relación bilateral que garantice el autogobierno vasco y la capacidad de decisión".

El líder jeltzale ha apuntado que éste es un momento "en el que la marca España es una carga muy pesada para ámbitos como el vasco" que no tiene la misma situación económica ni, "afortunadamente, de manera global y generalizada, las presuntas prácticas tan negativas en el ejercicio de la política y de las instituciones", en referencia a los casos Bárcenas o Urdangarin. "Todo lo que está pasando allí nos afecta y nos incorpora piedras a la mochila y cada día es más pesada esa carga", ha manifestado.

Por ello, ha añadido que "el Estado español y los partidos políticos tienen que reaccionar". "Si lo hacen, el PNV está dispuesto a hablar y a ayudar para encontrar una salida a toda esta crisis", ha aseverado.

El líder jeltzale ha rechazado que los nacionalistas vascos se "desentiendan de lo que pasa en el Estado español" porque les interesa "que vaya bien, aunque sólo sea por egoísmo sano" porque una gran parte de las empresas vascas "exportan a España".

"También nos interesa por relaciones de vecindad, porque estamos en el ámbito europeo, porque tenemos que salir de ésta todos juntos, porque no hay soluciones individualizadas a la crisis. Pero, claro, primero se tienen que poner ellos manos a la obra y darnos a los demás un margen de participación digno, suficiente, con respeto a la nacionalidad vasca y a la catalana", ha manifestado.