Los partidos independentistas emplazan a Sánchez a retomar el diálogo tras el 28A

Comisión de Presupuestos en el Congreso de los Diputados
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 27/02/2019 16:45:30CET

El presidente cierra la puerta al referéndum y reclama autocrítica por haberse saltado la legalidad

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los partidos independentistas del PDeCAT y ERC han emplazado este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a hablar después d las elecciones generales del 28 de abril, porque tanto uno como otro han admitido que no queda otra que dialogar para intentar buscar una solución en Cataluña.

En el último Pleno de la legislatura antes de que se disuelvan las Cortes el próximo 5 de marzo, Sánchez se ha cerrado a aceptar un referéndum de autodeterminación y ha asegurado que el Gobierno "nunca va a aceptar" los planteamientos que se sitúen "fuera de la Constitución".

El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, ha señalado a Sánchez que los independentistas catalanes continuarán "con la mano tendida" para llegar a un acuerdo sobre el futuro de Cataluña tras las elecciones del 28 de abril y de que no habrá "más remedio" que "dialogar y acordar" en la próxima legislatura.

"Cataluña persistirá en su afirmación como nación, en su voluntad de decidir y en su apelación a dialogar y a acordar. Esta legislatura no habrá servido para ello, no tenemos más remedio que la siguiente lo sirva", ha indicado Campuzano desde la tribuna durante el debate que ha tenido lugar en el Pleno del Congreso.

Tras reprochar a Sánchez que haya adelantado las generales "primando su interés electoral" cuando podría haber alargado la legislatura hasta otoño y haber aprobado reformas pendientes, Campuzano ha hecho hincapié en que "no va a haber estabilidad política en España sin resolver la cuestión catalana".

QUIÉN GOBIERNA CONTRA CATALUÑA

"Cataluña es demasiado poderosa, no se puede gobernar contra Cataluña ni ignorando a Cataluña", ha enfatizado, subrayando que la estabilidad no estará garantizada en este sentido ni siquiera con una mayoría absoluta.

Sánchez le ha replicado que piense bien quién gobierna contra los catalanes y le ha recordado que con su rechazo a los Presupuestos se posicionaron en contra de numerosas medidas e inversiones que beneficiaban a los catalanes.

Campuzado también ha cargado contra Sánchez por haber "tenido miedo de la derecha" y de las "arcaicas concepciones jacobinas" que siguen arraigadas en parte de su partido. Eso es lo que, en su opinión, ha provocado que Sánchez renuncie a "profundizar en el diálogo político" que se ha "tenido oportunidad de consolidar".

"Ha sido una pena", ha confesado el portavoz del PDeCAT, insistiendo en que "sólo el diálogo político y la voluntad de acordar podrán solucionar el conflicto" y en que, si no se ha logrado, ésta no habrá más remedio que lograrlo en la siguiente.

También el diputado de ERC Joan Tardá ha pedido al presidente no hacerse "demasiado daño" ni "produndizar" en la franja que hoy por hoy les separa porque está convencido de que el día después de las elecciones tendrá que "dialogar". "Ustedes y nosotros tenemos el afán de construir soluciones", ha indicado.

Sánchez ha instado a los independentistas a que hagan autocrítica de la manera en la que se han comportado quebrando la legalidad porque en otros países de Europa también se han vivido tensiones territoriales con movimientos independentistas.

La diferencia es que en el resto de países esos movimientos independentistas, hasta el momento, han asumido lo que el Tribunal Supremo o Constitucional de su país ha decretado, cosa que no ha ocurrido con los partidos secesionistas catalanes, que se saltaron no una sino varias resoluciones judiciales.

Sánchez ha añadido que el problema de convivencia que existe en Cataluña "no lo va a arreglar un referéndum" en el que se elija una opción sobre otra, por eso su Gobierno apuesta por reforzar el autogobierno de Cataluña a través de una reforma de su Estatuto.

Contador