El PDeCAT dice que Puigdemont puede volver cuando guste y que su vuelta sería "un reto democrático" para España

376322.1.644.368.20171205123425
Vídeo de la noticia
Actualizado 05/12/2017 18:06:22 CET

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, ha asegurado este martes que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont puede volver a Cataluña cuando quiera y que su regreso constituiría un "reto democrático para el Estado español".

Así se ha pronunciado Campuzano en el Congreso tras la decisión del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena de suspender las euroórdenes dictadas contra el expresidente catalán y los exconsellers que están con él en Bélgica.

"Siempre que quiera, Puigdemont puede volver y ahí se le plantea un reto democrático al Estado español", ha comentado el portavoz independentista, quien considera que sería "una paradoja democrática muy evidente" que el expresidente se encontrara "problemas" judiciales si decidiera volver para participar en la campaña electoral o para tomar posesión de su escaño tras el 21 de diciembre.

TEMOR A LA DECISIÓN DE BÉLGICA

En su opinión, la retirada de las euroórdenes podría tener que ver con una "estrategia procesal" de Llanera para proteger el conjunto de la causa o podría expresar el "temor" del Supremo de que la Justicia belga no aceptase la petición de extradición de España.

En cualquier caso, ha dejado clara su "decepción" con la Justicia española y su "total confianza" en la belga que, desde su punto de vista, es "garantista" y está actuando con "prudencia, mesura y preocupación por el respeto a los derechos fundamentales de todas las personas".

Para CampuzAno, es "evidente" que la dinámica de la Justicia belga contrasta con la de la española porque aquí ha habido "un abuso de la prisión provisional", aunque ha admitido que, "en parte", este abuso se "volvió a corregir" este lunes con la puesta en libertad bajo fianza de varios exconsellers.

No obstante, ha denunciado, que "continúa habiendo cuatro personas encarceladas de manera injusta" y que el PDeCAT no puede compartir los argumentos esgrimidos por el juez Llarena para dejarlas en prisión. "Es una barbaridad y va contra todo sentido común decir que estas personas pasen la Navidad con sus familias y puedan participar en la campaña afectaría a la convivencia en Cataluña y habría un riesgo de implosión", ha concluido.