Actualizado 28/06/2007 19:38 CET

Pedro Antonio Ruiz Santos renueva su cargo como presidente de la Diputación Provincial de Albacete

ALBACETE, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Pedro Antonio Ruiz Santos ha renovado hoy su cargo de presidente tras haberse constituido la Diputación de Albacete, en una sesión en la que han jurado o prometido su cargo los 25 diputados provinciales que conformarán la Corporación provincial durante el mandato 2007-2011, de los cuales, 15 pertenecen al Grupo Socialista y 10 al Grupo Popular.

La sesión constitutiva de la Diputación se inició con la constitución de la Mesa de Edad, formada por el diputado de mayor edad, Fidel Reyes Aparicio; la diputada de menor edad, Consuelo Cano; y el secretario de la Diputación provincial.

Efectuada la votación para elegir presidente y hecho el escrutinio, Pedro Antonio Ruiz Santos fue proclamado presidente de la Diputación, recibiendo el bastón de mando y procediendo a tomar posesión del cargo.

En su intervención, Pedro Antonio Ruiz Santos señaló que el proyecto político del gobierno socialista va a seguir mirando a los ayuntamientos y escuchando a los habitantes de esta provincia, "y fruto de esta mirada atenta y solidaria a las necesidades de nuestros municipios, diseñaremos programas, tomaremos decisiones y negociaremos con otras administraciones".

Ruiz Santos añadió que "sin ideas no hay proyecto, y sin proyecto no puede haber ilusión. En nombre del gobierno que voy a presidir les adelanto que no va a faltar ni una cosa ni la otra. Mientras haya necesidades que atender en cualquier rincón de la provincia, por remoto que éste sea, la Diputación intentará dar respuesta, y lo va a hacer como ya he dicho antes, con hechos y con presupuesto".

El presidente de la Diputación se comprometió a buscar la colaboración económica del Gobierno de Castilla-La Mancha para potenciar la Oficina Técnica de Urbanismo de la Diputación de Albacete, explicando que "el incremento de la actividad urbanística en todos los municipios y los permanentes cambios en la legislación obligan a los ayuntamientos a establecer mecanismos de control y gestión que no están al alcance de sus posibilidades".

Nuestro objetivo, dijo "es duplicar la actual plantilla de la Oficina Técnica de Urbanismo para poder prestar mejor y más rápido asesoramiento a los ayuntamientos que lo requieran".

Asimismo, anunció que el nuevo gobierno aprobará una nueva reducción de las aportaciones de los municipios más pequeños al Programa de Obras y Servicios, asegurando que en el caso de los de menos de 2.000 habitantes, y que representan el 70% del total de municipios de la provincia, la aportación se rebajará hasta el máximo que nos permite la ley, dejando la cantidad que tendrán que pagar los ayuntamientos en el 5% del total. Y en el caso de los ayuntamientos de entre 2.000 y 5.000 habitantes, la aportación descenderá del 25% actual al 15%.

Ruiz Santos cerró su discurso planteándose el reto de seguir haciendo de la Diputación "una institución cercana, diligente, eficiente y receptiva a las opiniones, inquietudes y anhelos de los habitantes de esta provincia. Y deseo que el entendimiento y el consenso presidan las relaciones con el grupo de la oposición".