Permanece cortada la AP-1, entre Bergara y Arrasate (Gipuzkoa), mientras efectivos de la Ertzaintza inspeccionan la zona

Actualizado 02/09/2007 18:59:19 CET

BILBAO, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El tramo de la carretera AP-1 entre Bergara y Arrasate (Gipuzkoa) permanecía cortado a las cuatro y media de la tarde, después de que la DYA de Gipuzkoa recibiera a las 13.53 horas la llamada de un comunicante anónimo que dijo hablar en nombre de ETA y avisó de la colocación de cinco artefactos en otras tantas carreteras.

Dos horas y media después del aviso, efectivos de la Ertzaintza inspeccionaban la zona en busca de algún artefacto sospechoso y se impedía el paso de vehículos.

En concreto, el artefacto estaría colocado en el punto kilométrico 7 de la AP-1, en Bergara (Gipuzkoa). El resto de explosivos se encontrarían, según informó la DYA, en la A-67, cerca de Barreda (Cantabria); en la AP-68, en un punto cercano a La Rioja; en la N-232, en Cenicero Fuenmayor (La Rioja); y en la N-1, en Rubena (Burgos).