Actualizado 05/07/2014 17:59 CET

La Plataforma Andaluza Libre de Fracking rechaza el "paso atrás dado por el PSOE-A" y le exige una rectificación

SEVILLA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma Andaluza Libre de Fracking (PALF), las organizaciones sociales y los movimientos ecologistas que la componen, han criticado lo que consideran una "hipocresía" del PSOE-A tras anunciar la intención de presentar una Proposición de Ley donde se pide una moratoria de dos años para el fracking en Andalucía, por lo que le han exigido una "rectificación inmediata".

En un comunicado, la Plataforma ha reclamado al PSOE-A "coherencia con los compromisos que ya ha adquirido a nivel autonómico y estatal". Así, ha recordado que a mediados del mes de mayo ambos partidos, PSOE-IU, firmaron un compromiso político en el Congreso en el que "se contraía la obligatoriedad de prohibir el fracking y anular los permisos en vigor en el Estado en caso de gobernar". Además, se dio el apoyo del PSOE a la Proposición de Ley presentada, a finales de mayo en el Congreso por la Izquierda Plural, que pedía la prohibición del fracking.

Y es que, según explica la plataforma andaluza, la práctica de la técnica de la fractura hidráulica (fracking) "supone un alto riesgo para la salud pública y el medio ambiente, una explotación intensiva de territorio andaluz, en clara competencia con las actividades agrícolas y ganaderas tradicionales", y es además, a su entender, "un negocio especulativo como fue la burbuja del ladrillo y va en contra de un nuevo modelo energético en el que Andalucía era hasta ahora pionera".

Por ello exigen a la Junta de Andalucía "que sea coherente con lo firmado a nivel estatal y con lo aprobado en el pacto de gobierno y en el Parlamento andaluz en sendas Proposiciones No de Ley en junio y septiembre del año pasado y, en consecuencia, materialice la prohibición del fracking así como la suspensión de los permisos de investigación otorgados en la comunidad andaluza".

La Plataforma Andaluza Libre de Fracking "hace responsable al PSOE y al gobierno dirigido por Susana Díaz de las consecuencias que esta decisión puede tener sobre el pueblo andaluz y su economía productiva".

No obstante, y "ante la gravedad de la situación que ha planteado el PSOE-A", la Plataforma no descarta próximas movilizaciones.