El Polisario carga contra España por alertar de atentados en Tinduf y lo vincula con la visita del ministro marroquí

Actualizado 28/11/2019 14:26:18 CET
Campamento de refugiados saharauis en Tinduf, Argelia
Campamento de refugiados saharauis en Tinduf, Argelia - REUTERS / ZOHRA BENSEMRA - Archivo

Defiende que se pueden visitar los campamentos de refugiados saharaui con "toda seguridad"

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Frente Polisario y el Gobierno de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democráca (RASD) han tachado este jueves de "injustificables" e "infundadas" las advertencias del Ministerio de Asuntos Exteriores español desaconsejando los viajes a los campamentos saharauis de Tinduf (Argelia) por amenaza de atentados.

En un comunicado, el Polisario ha atribuido la alerta a Marruecos y ha vinculado el aviso español a la visita que el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, hizo este miércoles a Madrid.

Por eso, ha exigido a España "que asuma su responsabilidad política, legal y moral para poner fin al proceso de descolonización del Sáhara Occidental en lugar de continuar atacando a un pueblo indefenso".

Para el Polisario, "España es la principal causa de la tragedia del pueblo saharaui" y ahora "continúa perjudicando sus justas reivindicaciones y su noble lucha" además de "evadir su responsabilidad".

"SE PUEDEN VISITAR CON TOTAL SEGURIDAD"

"No hay absolutamente ninguna base para tales advertencias", prosigue el comunicado, recogido por la agencia de noticias SPS, que añade que "se pueden visitar los campamentos de refugiados saharaui con toda seguridad".

La alerta emitida por Exteriores vinculaba el riesgo en Tinduf con la inestabilidad en el norte de Malí, pero el Polisario alega que se sabe "de sobra quién alienta y apoya" el terrorismo en el Sahel: "Se alimenta principalmente de las drogas del Reino de Marruecos, el mayor productor y exportador de cannabis del mundo".

En su opinión, fue España quien, "en complicidad con Marruecos y Francia, prefabricó las falacias y la existencia del horror y el peligro inminente en los campamentos de refugiados saharauis" que en ocasiones anteriores han servido para "intimidar y obligar a las organizaciones humanitarias a detener sus actividades" y recortar el apoyo a los refugiados.

Así, ha acusado al ministro Josep Borrell de hacer unas "infundadas declaraciones" para "crear ambigüedad" e intentar "dar una mala imagen de unos campamentos que se han caracterizado por ser seguros y un lugar de acción de muchas organizaciones internacionales humanitarias".

"Es lamentable que el Gobierno español aún persiga a los refugiados saharauis incluso después de forzar su salida de sus hogares, tras cuarenta y cuatro años, en su conspiración con el estado de ocupación marroquí, en un intento de exterminarlos con el napalm y fósforo blanco, prohibidos internacionalmente", ha remachado el Polisario.

Contador