El PP cree que la caída del empleo en Cataluña evidencia las "nefastas" consecuencias del proceso independentista

Actualizado 04/12/2017 14:02:45 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ve como una "alerta" los datos publicados este lunes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social que reflejan un aumento del paro en más de 7.300 personas en Cataluña en el mes de noviembre y cree que evidencian las "nefastas" consecuencias del proceso independentista.

En rueda de prensa en la sede del PP, Casado ha apuntado que los datos de empleo globales de toda España son "positivos" en comparación con la media de los meses de noviembre porque "la caída ha sido mucho menor" este año.

Sin embargo, ha destacado que la cifra de subida del paro en toda España (7.255 personas) "prácticamente se corresponde" con la cifra de Cataluña (7.391), un "dato de alarma" que cree que debe hacer "reflexionar" a los responsables del proceso independentista.

"El 'procés' está teniendo unas consecuencias muy negativas en la salida de empresas, destrucción de empleo, pérdida de turismo y del comercio minorista", ha lamentado achacándolo a la "inseguridad jurídica e ilegalidad política" que han provocado los partidos soberanistas.

Casado ha asegurado que el PP y el Gobierno están intentando "revertir" esta situación con decisiones como la aplicación del artículo 155 de la Constitución o iniciativas parlamentarias en contra al 'boicot' a los productos catalanes o la salida de empresas de la comunidad, como la que se debatirá en el Congreso "para el retorno de turistas a esta tierra tan estupenda y maltratada por los independentistas".

Además, ha comparado la cifra de destrucción de empleo de Cataluña con la de Madrid, donde el paro bajó un 2,12 por ciento en el mes de noviembre. "La comparativa lleva a la preocupación", ha insistido confiando en que las elecciones del próximo 21 de diciembre puedan "revertir" esta situación.

Más allá de Cataluña, ha apuntado algunas cifras de los datos globales que considera "positivas", como el incremento de contratos indefinidos respecto a 2016 o el aumento de la contratación a menores de 26 años.