El PP-A cree un "robo económico sin precedentes" fundamentar la financiación autonómica en el criterio de la renta

Actualizado 08/06/2007 15:16:56 CET

JAÉN, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, advirtió hoy de que no aceptarán "la trágala de Cataluña" de fundamentar la financiación autonómica en el criterio de la renta, ya que para las comunidades "más desfavorecidas, como Andalucía, significaría un robo económico sin precedentes que no estamos dispuestos a tolerar".

A preguntas de los periodistas en Jaén, Sanz abogó hoy por mantener la población como criterio preferente en este modelo e insistió rechazar el criterio de la renta "porque sería gravemente perjudicial para Andalucía".

En este sentido, defendió que se tenga en cuenta el incremento de la población inmigrante y resumió que "se trata de hacer frente por un lado al intento de agresión de la comunidad de Cataluña contra los intereses de Andalucía y por otro a una realidad innegable que es el crecimiento de la población como consecuencia de la inmigración", a lo que agregó que si realmente se apuesta por la integración social se debe aumentar la financiación.

El secretario general del PP-A recordó que el acuerdo en torno al sistema de financiación autonómica data del año 1996, un pacto que está "sellado por todos", ante lo que advirtió de que "el PSOE no se puede desligar de lo que firmó en el año 96".

Sanz argumentó que en la actualidad, ante el anuncio del PSOE de reformar este sistema, se "plantea una modificación sustancial muy vinculada a criterios que perjudican gravemente a los andaluces" tales como la propuesta "impuesta por la Comunidad Autónoma de Cataluña que impone al resto de las comunidades un sistema que es una puñalada por la espalda a los andaluces".

El secretario general del PP-A justificó que desde 1996 hasta hoy en día ha habido una "evolución de población donde evidentemente las consecuencias de la inmigración no son comparables en nada a lo que eran entonces", entre otros aspectos, porque "han existido procesos de regulación masiva" que han llevado a la "distorsión de servicios básicos" en lo que se refiere a su capacidad de "absorción" de ese incremento.

En definitiva, Sanz insistió en que la financiación autonómica se asiente sobre el criterio de la población y no sobre el índice de la renta, tras lo que concluyó que "el problema del PSOE es que está atado de pies y manos por sus compromisos con Cataluña".