El PP lleva al Congreso el debate sobre el boicot a los productos catalanes en vísperas de Navidad

Rafael Hernando, sonriente
PP
Actualizado 10/12/2017 11:10:35 CET

Los 'populares' sacaron adelante hace una semana la misma iniciativa en el Senado con el apoyo del PSOE y Ciudadanos

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PP llevará al Pleno del Congreso del próximo martes una proposición no de ley para proteger los productos fabricados por empresas catalanas frente a posibles boicots, una iniciativa que ya fue aprobada por el Senado la semana pasada con el apoyo del PSOE y Ciudadanos, y que los 'populares' vuelven a plantear en vísperas de las fiestas navideñas.

El PP se quejó de que el PSOE bloquease el debate de esta propuesta en la última sesión plenaria de la Cámara Baja por no haberla registrado dentro del plazo preceptivo. Finalmente la iniciativa se discutirá en el Pleno del martes, justo dos semanas después de que los 'populares' consiguieran sacar adelante el mismo texto en la Cámara Alta.

El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, defiende que los productos catalanes son "una parte esencial" de los productos 'Marca España' y que, como tal, "hay que defenderlos y alentar su consumo normal, como se ha hecho siempre".

RESTAURAR LOS LAZOS DE CONFIANZA

De ahí la presentación de una propuesta que pretende "restaurar los lazos de confianza" entre catalanes y también de los catalanes con el resto de españoles. Y es que, según Hernando, el independentismo ha actuado "como un terrible virus" que ha servicio para "fomentar la confrontación, estimular el odio y favorecer los peores instintos, que son los que provocan la ruptura de familias y de la convivencia".

Precisamente, en la proposición no de ley, que recoge Europa Press, se insta al Congreso a reconocer que "la actitud irresponsable de los partidos independentistas ha perjudicado la situación económica y social en Cataluña que está afectando al crecimiento y al empleo en Cataluña e, indirectamente, en el resto de España".

Según argumenta el PP, antes del referéndum ilegal del 1 de octubre, Cataluña lideraba el crecimiento económico de las comunidades y creaba más empleo que la media nacional, pero "la incertidumbre" provocada por los independentistas "está deteriorando el entorno económico catalán y entorpeciendo la recuperación".

"Además de este daño directo --añade la iniciativa--, el secesionismo, al utilizar argumentos basados en el desprecio o el odio al resto de España, está generando otros daños colaterales: las empresas catalanas, tanto si han cambiado su domicilio como si no, parecen estar sufriendo un boicot comercial en el resto del país por parte de algunos consumidores".

APOYAR LA MARCA ESPAÑA

Así las cosas, el PP llama a "apoyar todos los productos 'Marca España', incluidos por ello los catalanes, sin que se ejerza ninguna discriminación, ni ningún tipo de boicot hacia ellos". A su juicio, "debe rechazarse cualquier práctica de boicot a los productos producidos en Cataluña como forma de expresar un rechazo al secesionismo", ya que "esta práctica comporta la misma división que el independentismo y nos aleja de este proyecto común que es España".

"Las finanzas catalanas no se sostendrían sin el apoyo del resto de la Nación --proclama--. Los ciudadanos catalanes, en su gran mayoría de buena fe, no se merecen cargar con las consecuencias de la irresponsabilidad de unos pocos".