Publicado 02/06/2015 15:05CET

PP y PSOE intentarán presidir la Asamblea de Madrid, según Cifuentes

Cristina Cifuentes
EUROPA PRESS

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado este martes que la reunión que ha mantenido este martes con el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, ha sido "absolutamente cordial", y ha explicado que el socialista le ha trasladado su intención de que sea el PSOE, la segunda fuerza más votada, quien ostente la Presidencia de la Mesa de la Asamblea.

En declaraciones a los medios en la sede del PP en la calle Génova tras mantener un encuentro con Gabilondo, Cifuentes ha explicado que ha sido un encuentro "absolutamente cordial" en el que ha habido una "coincidencia" en que todos los grupos parlamentarios estén representados en la Mesa de la Asamblea de Madrid, cuya constitución está prevista para el martes 9 de junio.

Respecto a la Presidencia del órgano de gobierno del Parlamento autonómico, la popular ha explicado que le han manifestado el interés del PP por presidir la Asamblea, y el PSOE ha transmitido su "deseo de presidirla ellos". Por ello, "el resto de grupos tendrá que hablar entre sí para ver cómo queda la cosa", ha apuntado.

Un día después de su reunión con Ciudadanos, el partido naranja ha hecho público ante los medios de comunicación el documento de compromisos que deberán aceptar el resto de formaciones si quieren tener su apoyo. A este respecto, Cifuentes ha señalado que no lo ha visto y no lo conoce. Eso sí, ha remarcado el "compromiso" de la candidatura que encabeza de lucha contra la corrupción.

"Tolerancia cero con la corrupción y una prueba es que todos los diputados electos de la lista del PP hemos firmado un código ético que va mucho más allá de lo que ha podido suscribir otro grupo parlamentario", ha señalado.

El primero de sus puntos de este código contempla el "compromiso expreso por el cual si alguno resultara imputado o investigado por un asunto de corrupción, presentaría su renuncia a su escaño de diputado, no porque lo pida Ciudadanos, ni ningún otro partido, sino porque es un compromiso electoral, que ellos trasladarán al presidente de la Asamblea cuando se cree la mesa.

Según el código ético, serán causas de renuncia voluntaria del acta ser imputado o investigado formalmente por un delito de corrupción o por delitos que por su gravedad causen especial alarma social; ser condenado por delito con anterioridad a la proclamación como candidato o pertenecer a una organización entramado societario o sociedad relacionada con el fraude fiscal, blanqueo de capitales, delitos económicos, corrupción o cualquier otro delito con la administración pública.

También si han dado, ofrecido, aceptado o solicitado de forma directa o indirecta regalos o favores en del desarrollo de sus funciones como diputado que puedan influir en sus decisiones o en las de terceros para facilitar negocios en su beneficio o de terceros.

Aprovecharse de su condición para forzar o facilitarse oportunidades de negocio, realizar un uso indebido de caudales públicos, no informar de relaciones laborales y contractuales o negocios privados con terceros en las que se tuviera obligación de informar o violar el régimen de incompatibilidad es otro de los puntos que contempla el código.

También deberán renunciar si favorecen directa o indirectamente a algún familiar o amigo valiéndose de su condición de diputado o si incurrieran en falta grave de ejemplaridad respecto de la ciudadanía en el ejercicio de las funciones propias del cargo.

POR UNA SEGUNDA VUELTA

Preguntada por las palabras del presidente de la gestora del PSM, Rafael Simancas, que ha contemplado la posibilidad de conformar un gobierno de izquierdas, ha afirmado que "entra dentro de las posibilidades de nuestro sistema democrático" que establece que "hay mayorías naturales que establecen los ciudadanos y otras, que se pueden formar" y que "son legítimas".

En este punto, ha apuntado que esta situación "se podría solucionar" haciendo que fueran "los ciudadanos quienes decidieran quién quieren que les gobierne" y que los acuerdos en lugar de llevarse a cabo en los despachos se llevaran a cabo en las urnas. Por eso, ha apostado por hacer una segunda vuelta.

"Yo soy partidaria de una reforma electoral que incluya una segunda vuelta y que sean los ciudadanos quienes decidan quien quieren que les gobierne", ha apostillado.

Para leer más