El PP registra su propuesta para elección de alcaldes con prima de mayorías y dos vueltas

Actualizado 22/07/2015 15:53:25 CET
Rafael Hernando en el Congreso
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

 El PP ha registrado este miércoles en el Congreso su propuesta para reformar la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) en lo que se refiere a la elección de alcaldes y ha planteado, en concreto, un sistema que contempla la denominada prima de mayorías y también la convocatoria, en su caso, de una segunda vuelta. Su propuesta es que esa segunda vuelta se celebre si no hay ninguna formación que rebase el 30% de los votos.

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha anunciado en rueda de prensa que el PP quiere que esta propuesta se analice en el seno de una subcomisión de la Comisión Constitucional del Congreso, un órgano al que los 'populares' acudirán ya con una iniciativa concreta.

"Se trata de un sistema a dos vueltas con una prima de mayoría en para que gobierne quien gana y no quien pierde", ha resumido Hernando, quien también ha explicado que con esta reforma buscan "reforzar el principio de la gobernabilidad, la estabilidad y la representación".

MODIFICAR EL ARTÍCULO 180 DE LA LEY ELECTORAL

En concreto, el PP defiende que los partidos que ganen las elecciones municipales puedan lograr una prima de mayoría (es decir, una representación extra en el consistorio) si logran más del 35% de los votos y una diferencia de cinco puntos sobre la lista que queda en segunda posición.

Con esos resultados, esa candidatura "obtendrá automáticamente la mitad más uno de los puestos de concejal en el Ayuntamiento". Esa misma asignación de ediles, añade el PP, se producirá "cuando una candidatura haya obtenido la mayoría simple, haya superado el 30% de los votos válidos emitidos en la circunscripción", y se distancie, al menos en diez puntos porcentuales de la siguiente candidatura.

Si no se diera ninguna de estas condiciones se haría una segunda vuelta en la que concurrirían todas las candidaturas que hayan superado el 15% de los votos, una presentación que el PP considera "razonable". Eso sí, en este nuevo proceso electoral quedan "expresamente prohibidas las coaliciones o uniones de candidaturas".

En esa segunda votación se daría una prima de mayoría a la lista que se haga con la victoria con más de un 40% o siete puntos de diferencia sobre la segunda. También en este caso, a la lista mayoritaria se le adjudicaría "la mitad más uno de los puestos de concejal del ayuntamiento y los escaños restantes se distribuirán entre las demás candidaturas, en función de los resultados obtenidos por cada una de ellas en la primera vuelta".

El PP añade que cuando ninguna candidatura alcance en la segunda vuelta el 40% de los votos válidos ni logre siete o más puntos de distancia respecto de la siguiente, la atribución de los puestos de concejales se realizará siguiendo el mismo procedimiento previsto en el artículo 163.1 vigente de la Ley Electoral, "según el resultado obtenido en la primera vuelta". Además, deja claro que en ningún aso se tendrán en cuenta las candidaturas que no logren por lo menos el 5% de los votos.

EVITA "COALICIONES A ESPALDAS DE LOS VECINOS"

Este sistema que plantea el PP garantiza la mayoría absoluta a la lista más votada, dificultando así los pactos que precisamente en las pasadas municipales les han desalojado de muchos consistorios. Se trata, dice el PP en el texto registrado, de garantizar que "quien gane con claridad las elecciones gobierne, evitando las negociaciones opacas al margen de la voluntad electoral y asegurando que los gobiernos municipales se sustenten en el respaldo mayoritario de los ciudadanos".

El propio Hernando ha afirmado que quieren evitar los pactos "en los despachos, ajenos a la voluntad popular" después de que en las pasadas municipales se haya visto que en algunos municipios como Pamplona gobierna un alcalde que solo ha logrado el 16% de los apoyos. "Este sistema permitirá que no haya coaliciones a espaldas de los vecinos", ha exclamado.

EL PSOE Y "LOS PACTOS DE PERDEDORES"

Hernando ha recordado que el PSOE ya incluía en su programa electoral la doble vuelta y ha subrayado que si ahora ha "cambiado de opinión" tendrá que explicar por qué. A su entender, los socialistas no quieren este debate porque han "favorecido los pactos de perdedores" tras las municipales de mayo, "cambiando las ciudades como si de cromos se tratara".

El dirigente del PP ha dicho que el Grupo Socialista no puede "negarse" a este debate sobre la reforma electoral porque "tendrá muy difícil explicar que se niega". "Y los ciudadanos tomarán buena nota de cómo algunos engañan", ha aseverado, tras señalar que la doble vuelta está en su programa y que en su día Pedro Sánchez dijo que no pactaría con "populistas" y luego llegó a acuerdos con Podemos. "Madurez y sensatez", ha demandado.

Al ser preguntado si el Grupo Popular está dispuesto a aprobar esta reforma con sus 185 diputados en solitario, Hernando ha dicho que quieren hacerlo por "consenso" como se ha hecho en las 18 veces anteriores. "Pero no vamos a renunciar a iniciar el debate y los trabajos. Y es muy oportuno que se abra en estos momentos", ha enfatizado.

CALENDARIO Y FÓRMULA DE TRABAJO

El PP quiere que la creación de esta subcomisión se debata en alguno de los dos plenos previstos para el mes de agosto (sobre el tercer rescate a Grecia o el que se producirá a finales de mes con motivo del debate de totalidad de los Presupuestos). El objetivo es que a comienzos del mes de septiembre, este órgano ya puesta estar trabajando, según Rafael Hernando.

La subcomisión estará compuesta por dos representantes de PP y otros dos del PSOE mientras que los demás grupos tendrán uno cada uno. Los acuerdos se adoptará por voto ponderado y para la realización del informe de la subcomisión podrán comparecer autoridades, funcionarios públicos, interlocutores sociales y cuantas personas "resulten competentes en la materia".

El plazo para culminar sus trabajos que plantea el PP es de tres meses desde su constitución, pero todo estará al albur de cuándo se disuelvan las Cortes por la convocatoria de las elecciones generales que se calculan para finales de noviembre o principios de diciembre.

El portavoz del Grupo Popular ha insistido en que se trata de una subcomisión "abierta", máxime cuando esta reforma para la elección de alcaldes puede conllevar la modificación de más de cuarenta artículos de la Ley Electoral. "Podemos hablar de todo", ha concluido.

Para leer más