Los Príncipes de Asturias presiden en el Monasterio de Leyre el tradicional homenaje a los Reyes de Navarra

Actualizado 31/05/2011 15:34:03 CET
- EUROPA PRESS

LEYRE (NAVARRA), 31 May. (EUROPA PRESS) -

Los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia, han presidido en el Monasterio de San Salvador de Leyre (Navarra) el tradicional homenaje a los Reyes de Navarra, donde el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, ha pedido a quienes tienen responsabilidades públicas que "sepan estar a la altura de las circunstancias" en los actuales momentos.

Tal y como estaba previsto, Don Felipe y Doña Letizia, vestida con un traje de falda beige, han llegado a Leyre pasadas las 11.30 horas en coche procedentes del aeropuerto de Noáin y han sido recibidos por el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, quien ha acompañado a Sus Altezas hasta la entrada del Monasterio. Allí, han recibido el saludo del arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, del abad mitrado de Leyre, Juan Manuel Apesteguía, y del resto de miembros de la comunidad benedictina.

Los Príncipes de Asturias han sido conducidos posteriormente al salón de visitas del Monasterio, donde les aguardaban los miembros del Gobierno foral, la presidenta del Parlamento, Elena Torres, la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, y la teniente de alcalde de Yesa, María Ángeles Sánchez.

Cuando faltaban unos minutos para las 12 horas, al son del repique de campanas, se ha iniciado en la plaza de los ábsides, junto a la puerta del Monasterio, el desfile del tradicional cortejo, que ha recorrido la calzada exterior del recinto del Monasterio hasta la Puerta Speciosa, mientras la banda de trompetas y timbales ha intepretado el himno de Navarra. Seguidamente, ha comenzado la celebración litúrgica en el interior de la Iglesia abacial.

EN LA HOMILIA

En la homilía, el arzobispo Francisco Pérez ha valorado este nuevo encuentro un año más en Leyre y ha señalado que "no son fáciles estos momentos que nos está tocando vivir" y que, por tanto "tenemos obligación de dejar de mirarnos a nosotros mismos de forma egoísta y salir con urgencia a solucionar los problemas de nuestros hermanos". Según ha dicho, "es urgente levantarse y llevar la buena noticia del amor y la solidaridad".

Ha añadido Monseñor Pérez que "en tiempos en que -como escribió el Beato Juan Pablo II- 'la cultura europea da la impresión de ser una 'apostasía silenciosa' por parte del hombre autosuficiente, que vive como si Dios no existiera' (Ecclesia in Europa, 9), la Iglesia no cesa de anunciar al mundo que Jesucristo es su esperanza". "Uno de los principales objetivos de la actividad del laicado es la renovación moral de la sociedad, que no puede ser superficial, parcial e interesada", ha agregado.

A su juicio, "si algo se ha de revisar y poner en práctica es la relevancia de los valores: amor a la verdad, búsqueda de mayor servicio a todos sin influencias ideológicas esclavizantes y solidaridad en el compromiso a favor del bien común".

El arzobispo de Pamplona ha manifestado que "ante los problemas que hoy afectan a nuestras familias tenemos la obligación de aportar esperanza". "La preocupación de la Iglesia por la familia puede resultar un tema manido, pero no podemos estar tranquilos mientras haya familias que se rompen con facilidad, o que no tienen medios para una subsistencia digna", ha expuesto, para pedir que "todos los que tienen responsabilidad en la sociedad sepan estar a la altura de las circunstancias".

Ha pedido por los Príncipes de Asturias "para que siempre caminen al lado de todos los españoles animando y alentando en todo momento y en toda circunstancia".

La ceremonia ha finalizado con la ofrenda por parte de Don Felipe y Doña Letizia de una corona de flores con la leyenda 'Felipe y Letizia, Príncipes de Asturias y de Viana', que han colocado sobre el sepulcro de los primeros monarcas del reino.

Este ha sido el primer acto de la visita de los Príncipes a Navarra. Por la tarde está previsto que presidan en Baluarte, en Pamplona, la entrega de los Premios Internacionales de Navarra Príncipe de Viana 2011.