Prisiones denuncia ante la Fiscalía las bajas masivas de funcionarios de vigilancia en más de diez cárceles

Cárcel de Soto del Real (Madrid)
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 21/12/2018 14:11:35 CET


Los centros están "al límite" por la ausencia algunos días de hasta la mitad de la plantilla, obligando a suspender comunicaciones y vacaciones

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Los directores de varios centros penitenciarios han denunciado ante la Fiscalía, a propuesta de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, las bajas masivas de funcionarios de vigilancia, remitiendo un escrito para que el Ministerio Público investigue estos hechos por si son constitutivos de delito.

Fuentes penitenciarias consultadas por Europa Press han puesto en valor el esfuerzo de la parte de la plantilla que sí ha cumplido con los turnos de trabajo, lo que ha evitado, dicen, que "hasta el momento haya que lamentar incidentes regimentales graves en el interior de las prisiones". Más de 30 centros se han visto afectados, de los que, hasta este viernes, once han remitido escrito a la Fiscalía.

Dicho escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, denuncia "un abandono colectivo del servicio". "Desde el viernes día 14 se ha constatado una inusual ausencia de personal funcionario que se debería haber incorporado a prestar servicio en los turnos de mañana, tarde y noche. Ello ha generado problemas muy graves en el funcionamiento de los servicios que se deben prestar", señalan los directores.

MULTAS Y SUSPENSIÓN DE EMPLEO

Los directores de prisiones se remiten a las diferentes fiscalías provinciales instando a que se investigue si los trabajadores han incurrido en un delito tipificado en el artículo 409 del Código Penal, que establece sanciones para las "autoridades o funcionarios públicos que promovieren, dirigieren u organizaren el abandono colectivo y manifiestamente ilegal de un servicio público". Para ellos se fija la pena de multa de ocho a doce meses y suspensión de empleo o cargo público por tiempo de seis meses a dos años.

Este mismo artículo estipula el castigo de pena de multa de ocho a doce meses para "las autoridades o funcionarios públicos que meramente tomaren parte en el abandono colectivo o manifiestamente ilegal de un servicio público esencial y con grave perjuicio de éste o de la comunidad.

Este miércoles, el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, avisó de que las bajas médicas de funcionarios de prisiones que no sean reales conllevarían responsabilidades penales. Respondía así al alto número de bajas registradas en el colectivo en las últimas jornadas.

Ortiz señaló que el organismo trabaja para dilucidar si se encuentra ante una huelga encubierta, debido a las "bajas masivas" que se han producido, y recordó que los sindicatos de trabajadores penitenciarios ya plantearon una "semana de la salud" para diciembre.

Los sindicatos de prisiones, que niegan que exista una huelga encubierta, mantienen un conflicto laboral para reclamar mejoras salariales, motivo por el que programaron semanas atrás varios días de huelga. El pasado 11 de diciembre, CSIF, ACAIP, UGT y CCOO marcharon por Madrid recorriendo las sedes de Ciudadanos, PP, PSOE y Podemos para exigir un aumento en sus retribuciones, ser reconocidos como agentes de la autoridad y que se contraten 3.500 nuevos efectivos.

DATOS POR PRISIONES

La protesta ha llevado a algunas prisiones "al límite", obligando a los centros a reordenar servicios interiores. Se han doblado turnos de determinados efectivos que está previsto que se compensen con días o mediante retribución económica. En algunos casos, aseguran las citadas fuentes, se han suspendido las comunicaciones de los internos o se han cancelado vacaciones hasta que se regularice la situación.

Ante la Fiscalía de Cádiz se ha denunciado que en el centro penitenciario Puerto I las bajas comenzaron el martes 18, cuando se ausentó más de la mitad de la plantilla de vigilancia. El 19 no entró nadie en el turno de noche. El 20 no entró ningún funcionario del turno de mañana y el 21, tampoco.

En Puerto III, también en Cádiz, las ausencias comenzaron el lunes 17. El 18 faltó casi la mitad de la plantilla de vigilancia en el turno de mañana. Solo entraron tres funcionarios en el turno de noche. En ese mismo turno, no entró ningún funcionario el día 19. Y en el de mañana se ausentaron 50 de 63 efectivos. El viernes 21 se ausentan 37 de 67 funcionarios.

A fiscalía de Granada se ha remitido las bajas de Albolote. Los problemas empezaron con el turno de noche del lunes 17. El día 18 apenas entró nadie de la plantilla y el 19, según fuentes penitenciarias, se ausentaron 50 de los 60 efectivos en el turno de mañana; el jueves 20, 44 de 60 efectivos. Este viernes han ido 27 de 67.

Este mismo viernes se han remitido escritos desde las prisiones de Daroca y Zuera, además de Picassent, donde el día 17 se ausentó casi la mitad de la plantilla; el día 19, 66 de 119 efectivos; el 20, 75 de 134. Este mejoró algo la situación, con 38 ausencias de 130. Lo mismo se ha hecho ante la Fiscalía de Alicante, donde las bajas comenzaron en Alicante I el día 14 y la peor jornada fue el 19 de diciembre con la ausencia de cerca de la mitad de la plantilla. En Alicante II la situación más grave tuvo lugar el 19 con la ausencia de 42 de los 55 funcionarios que tenían que presentarse. Este viernes han faltado 13 de 49.

A fiscalía de Murcia se ha comunicado que en Murcia II los días más complicados han sido el 19 y 20 de diciembre, con la ausencia de casi la mitad de los efectivos. Este viernes 21, han faltado 23 efectivos de los 67 convocados. La situación en igualmente grave en A Lama, donde este viernes las ausencias son 17 sobre 50 efectivos, aunque el día 17 trabajó la mitad de su plantilla. En Dueñas (Palencia) el día más complicado fue el 20, con 14 ausencias de 53 vigilantes de seguridad.