PSE cree que la juventud debe ser "un freno" a la "intolerancia y la ruptura de la convivencia que preconiza la derecha"

Actualizado 17/03/2007 14:42:13 CET

Anima a los jóvenes a "discutir también la política nacionalista" con el fin de ofrecer a la ciudadanía un proyecto "mucho más abierto"

VITORIA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE en Álava, Txarli Prieto, consideró hoy que la juventud debe ser "un freno" a la "intolerancia y la ruptura de la convivencia que preconiza la derecha", y animó a los jóvenes a "discutir" también la política nacionalista, con el fin de ofrecer a la ciudadanía un proyecto "mucho más abierto, mirando a los ciudadanos y al mundo, que es lo que practican los socialistas".

En declaraciones a Europa Press al término del acto de inauguración de la agrupación de las Juventudes Socialistas en la Rioja Alavesa, celebrado en Labastida, Prieto manifestó que la política "se ha colocado en un momento complicado y difícil, fundamentalmente por la actitud de la derecha, cuyo logro principal es haber resucitado la extrema derecha".

"Frente a esos riesgos de intolerancia, insolidaridad y ruptura en la convivencia que preconiza la derecha, la juventud debe ser siempre un freno", consideró, antes de añadir que los jóvenes "siempre han defendido las causas más nobles de la vida, y fundamentalmente las que tienen que ver con la libertad y la tolerancia de las personas".

Asimismo, afirmó que en el País Vasco los socialistas también tienen "una función política que hacer que está relacionada con el nacionalismo". En este sentido, criticó que el PNV "se muestre ahora como un partido conciliador, que no ha tomado parte en esta exageración de la política".

Prieto rechazó que Josu Jon Imaz "diga que es malo y doloroso que PSOE y PP estén en este nivel de crispación, como si ellos fueran ajenos a las dificultades de la política".

"Además, todavía hay una situación de terrorismo y de dificultad en las relaciones políticas en el País Vasco, sobre todo porque el nacionalismo durante muchos años se dedicó, con el Plan Ibarretxe y con el Pacto de Estella, a poner en una posición muy difícil al País vasco", advirtió el dirigentes socialista.

Sobre este tema, añadió que el nacionalismo practicó "una política imposible y muy radicalizada" que, entre otras cosas, "permitió que creciese en demasía una derecha que se enfrentaba a los excesos del nacionalismo de forma exagerada".

Prieto consideró que "los jóvenes también deben tener como referente que la política nacionalista no es la que los socialistas desean para la sociedad", motivo por el cual les animó a "discutirla y ponerse delante de ella" para poder ofrecer a la ciudadanía "una política mucho más abierta, mirando a los ciudadanos y al mundo, como la que practican los socialistas".

El representante del PSE agregó que estamos en vísperas de elecciones y anunció que "la juventud podrá tener mayor presencia en políticas económicas, sociales, culturales y de ocio si la izquierda está en los gobiernos municipales y forales".

Por este motivo, anunció que los jóvenes tienen "un reto extraordinario" en el sentido de que deben "trabajar activamente por lograr un buen resultado de la izquierda", y por "conseguir que en todos los pueblos alaveses haya dirigentes socialistas", ya que de este modo "se podrá incorporar a los jóvenes a esa política que la derecha no practica y que desde el nacionalismo no termina de encontrar su hueco", concluyó.