PSE dice que los comicios serán el "principio del fin de hegemonía nacionalista" y "el camino de López a Ajuria Enea"

Actualizado 17/03/2007 18:30:59 CET

El candidato a la alcaldía de Bilbao, Txema Oleaga, muestra su compromiso de gobernar con la "complicidad" de los ciudadanos

BILBAO, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE de Vizcaya, José Antonio Pastor, afirmó hoy que las próximas elecciones municipales y forales van a marcar el "principio del fin de la hegemonía nacionalista" en el País Vasco. Añadió que mayo de 2007 se recordará como el momento en el que los nacionalistas "comenzaron a perder peso político en Euskadi" y los socialistas empezaron a "ganarse el apoyo ciudadano y a iniciar el camino para llevar a Patxi López a Ajuria Enea".

El también candidato a diputado general de Bilbao, José Antonio Pastor, junto con el secretario general del PSE-EE, Patxi López, presidieron el acto de presentación de la candidatura del PSE-EE al Ayuntamiento de Bilbao, encabezada por el actual portavoz socialista en el Consistorio, Txema Oleaga.

En su discurso, el dirigente de los socialistas vizcaínos denunció que los nacionalistas han utilizado estos cuatro años de legislatura para "promover un difunto Plan Ibarretxe" porque indicó que para ellos lo "más importante" sigue siendo "construir la patria vasca" y no "resolver los problemas reales de la ciudadanía".

Pastor afirmó que los nacionalistas siguen "dando vueltas a la noria de sus obsesiones" y están "viejos, antiguos y caducos". "Se les ha pasado su oportunidad" indicó el dirigente socialista quien aseguró, además, que "quien ha sido el problema de este país no puede ser ahora la solución".

El líder de los socialistas vizcaínos afirmó que nunca su formación ha tenido una "mejor posición" para lograr el apoyo de los bilbaínos y vizcaínos.

En este sentido, aseguró que Txema Oleaga y su equipo sabrán gobernar Bilbao "de otra manera" y dando solución "a los problemas de este país". Pastor indicó que los socialistas tienen claro el futuro de la capital vizcaína mientras que "Azkuna no tiene muy claro el horizonte de Bilbao".

A las palabras de apoyo de Pastor, se unieron las del líder del PSE-EE que aseguró que Oleaga es el "mejor candidato" para Bilbao y que, con él, será "el tiempo de los barrios de Bilbao y de la oportunidad para todos". Afirmó que hay que "frenar a la derecha y al PP" y se mostró convencido de que los socialistas ganarán en Margen Izquierda, en la Margen Derecha y "en toda Vizcaya".

CANDIDATURA

El actual portavoz del PSE-EE en el Consistorio bilbaíno, Txema Oleaga, presentó la candidatura al Ayuntamiento, una lista paritaria, en la que únicamente no repite Mariví Riol, a la que expresó su agradecimiento por la labor desarrollada en los últimos cuatro años.

Oleaga destacó que el PSE-EE presenta una candidatura que une "experiencia e ilusión", que trasladará "alto y claro" la voz de los socialistas ante la "burda campaña de manipulación de algunos que quieren hacernos callar".

El representante socialista afirmó asumir "con orgullo y responsabilidad" su candidatura a alcalde de Bilbao y afirmó que defenderá que continúe la transformación de la capital vizcaína, compatibilizándolo con la "igualdad". "Yo voy a ser alcalde por igual de los 39 barrios de Bilbao", añadió.

Oleaga aseguró que defenderá un proyecto de "convivencia" en el que "no se va a declarar la guerra a nadie" y que se caracterice por gobernar con la "complicidad" de los ciudadanos. En este sentido, indicó que la primera medida que tomará si llega a la alcaldía será la de "abrir de par en par las puertas del Ayuntamiento para que todos los vecinos de Bilbao sepan que esa es su casa y que los que allí están buscan resolver sus problemas". "Nuestro proyecto ilusiona y gusta y, por eso, sé que el próximo 27 de mayo Bilbao tendrá un alcalde socialista", aseguró.

Por su parte, uno de los miembros de la candidatura, Alain Coloma, fue el encargado de inaugurar el acto con un discurso en el que defendió el cambio en el equipo del actual Gobierno municipal encabezado por un alcalde "oxidado, carca y retrógrado", en referencia a Iñaki Azkuna, que "no puede ver a los jóvenes". Coloma destacó la necesidad de un Gobierno "valiente y arriesgado", que se preocupe por la juventud frente al actual primer edil que tiene "gaztefobia" y que se ha "olvidado" de la ciudadanía y, sobre todo, de los jóvenes.