Publicado 14/03/2014 15:04CET

PSE pide que Kutxabank siga estando "al servicio de la sociedad" tras su reestructuración

BILBAO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PSE-EE ha defendido que Kutxabank debe seguir estando "al servicio de la sociedad vasca" y ha creado un equipo de trabajo para preparar los criterios que mantendrá ante los cambios en la entidad financiera y en las cajas originarias.

"Kutxabank tiene que ser, ahora y en el futuro, un instrumento y un referente financiero al servicio de la sociedad vasca: a sus empresas, a sus clientes, a sus instituciones, al conjunto de la ciudadanía de Euskadi", ha indicado en un comunicado.

En este sentido, ha señalado que las decisiones que se adopten para adecuar el banco resultante de la fusión de las tres cajas de ahorros del País Vasco a las normas fijadas por el Banco Central Europeo, la UE y la legislación estatal no pueden suponer, "de ningún modo, una menor implicación en el progreso y desarrollo económico y social del País Vasco o una pérdida del patrimonio económico y social acumulado por las entidades fundadoras, en representación del conjunto de la sociedad vasca".

El PSE ha señalado que esos son los principios "irrenunciables" con los que ha comenzado su actividad el grupo de trabajo creado para establecer y fijar los criterios del partido ante los "profundos" cambios que van a producirse en los próximos meses con la transformación de las cajas de ahorros en fundaciones bancarias propietarias del banco, y encargadas principalmente de la Obra Social, así como con la obligada recomposición de las participaciones accionariales de Kutxabank, que afectarán a los sistemas de gobernanza y a la estrategia de la entidad financiera.

El grupo de trabajo está formado por el secretario de Economía de la Ejecutiva de Euskadi, Javier Lasarte, el secretario general de Gipuzkoa, Iñaki Arriola, y el vicesecretario general de Bizkaia y alcalde de Portugalete, Mikel Torres, que cuentan con el apoyo de un equipo de reflexión y análisis integrado por expertos del mundo económico y de la universidad.

Para los socialistas, "las transformaciones en términos de generación de negocio que deban producirse en Kutxabank deben ir orientadas, sin duda, a mejorar la solvencia y competitividad de la entidad". "Pero esa mejora de eficiencia no debe traducirse en una pérdida de sus raíces o un relajamiento de sus compromisos con la Comunidad Autónoma, a cuyo desarrollo han contribuido activamente las cajas que integran la entidad bancaria", han precisado.

En este sentido, han resaltado que "el tamaño importa", pero no puede constituirse "en el único fin" y tampoco es en sí mismo "una garantía de rentabilidad ni de buena gestión", según ha indicado Javier Lasarte.

De la misma forma, ha planteado que los cambios que deban producirse en el accionariado actual de Kutxabank no pueden suponer "la dilución o evaporación" del patrimonio económico y social consolidado a lo largo de décadas por las cajas originarias.

LA OBRA SOCIAL

Por el contrario, ha añadido el secretario de Economía del PSE-EE, "este capital acumulado debe preservarse y ponerse en valor para sostener financieramente una Obra Social bien administrada y comprometida con la sociedad".

Aunque Kutxabank dispone de cinco años para culminar la reestructuración, el PSE desea "tener perfilada su posición en un plazo prudencial" y ha recordado que, en los próximos meses, debe aprobarse la ley vasca de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias con el fin de adaptar a Euskadi los preceptos básicos contemplados en la ley estatal aprobada el 27 de diciembre.

Para leer más