Actualizado 11/03/2009 21:03 CET

El PSOE desoye las demandas de las minorías para que los barómetros del CIS incluyan líderes autonómicos

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PSOE rechazó hoy en el Congreso la reivindicación de las formaciones minoritarias de ámbito territorial para que los Barómetros de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) incluyan preguntas sobre líderes autonómicos.

Esos barómetros recogen cada tres meses preguntas sobre intención de voto e incluyen preguntas sobre los principales líderes del país. El pasado otoño se suscitó una polémica en el Congreso al confirmarse que, para esta legislatura, el CIS había limitado las preguntas a los líderes de formaciones con un mínimo concreto de apoyo electoral, limitando la lista a José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), Mariano Rajoy (PP), Gaspar Llamazares (IU-ICV) y Josep Antoni Duran i Lleida (CiU).

Las protestas de Rosa Díez, diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), y de las formaciones nacionalistas hicieron que el CIS rectificara y, a partir del pasado enero, ya incluye a los líderes de las formaciones con representación en el Congreso.

En medio de aquella polémica el PSOE presentó una propuesta pidiendo al CIS que abriera la lista de líderes a los dirigentes de las formaciones políticas con representación parlamentaria, iniciativa que esta tarde se debatió en la Comisión Constitucional del Congreso pese a que su petición es una realidad desde hace dos meses.

Aprovechando ese debate, tanto el PNV como ERC, apoyados por CiU y CC, reclamaron que se diera más protagonismo a los líderes de las minorías, incluyendo preguntas sobre los líderes en cada territorio.

De hecho, Esquerra defendió una propuesta para que el CIS incluya en esas encuestas trimestrales con intención de voto preguntas sobre la gestión política de cada partido con representación parlamentaria y opiniones sobre su portavoz en el Congreso y sobre el dirigente que quiera cada formación.

Sin embargo, el PSOE insistió en que hay un problema estadístico y que los barómetros de opinión del CIS, si se pretende que sean eficaces como estudios sociológicos, no pueden descender a ese nivel de detalle al carecer de suficiente número de entrevistas en cada comunidad autónoma.