Publicado 21/04/2015 21:12:08 +02:00CET

El PSOE exige renunciar a un candidato canario procesado por prevaricación

Patricia Hernández
CEDIDA

El partido en Tenerife está a la espera de que se nombre gestora porque su anterior secretario general dimitió por otro caso

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La dirección del PSOE ha pedido al candidato socialista al Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo (Santa Cruz de Tenerife), Manuel Correa, que abandone la lista, ya que se encuentra en espera de juicio oral, y ha advertido de que, de no hacerlo, retirará la candidatura completa, han informado a Europa Press fuentes de Ferraz.

Según estas fuentes, la dirección socialista se ha puesto en contacto con el PSOE de Tenerife para que transmita a Correa --para quien la Fiscalía pide penas de un año y medio de cárcel y nueve años de inhabilitación por un supuesto delito continuado de prevaricación urbanística-- la invitación a abandonar la candidatura, tal y como exige el Código Ético del partido, antes de que las listas sean confirmadas por la Junta Electoral.

De esta manera, si el actual cabeza de lista, que fue alcalde de este municipio tinerfeño de algo más de 9.000 habitantes, se aviene a la petición de la dirección, el actual número dos pasaría a ocupar su puesto. De lo contrario, se retirará toda la candidatura, pese a que los socialistas consideran que tienen opciones de gobernar.

En la actualidad, el municipio está en manos de un pacto de gobierno entre CC (cinco concejales) y el PP (dos ediles), aunque el PSOE obtuvo mayor representación (seis concejales).

OTRO CASO "DIFERENTE" EN LA ISLA

Ferraz distingue el caso de este municipio de la situación del también procesado candidato de Los Silos (Santa Cruz de Tenerife), Santiago Martín Pérez, ambos publicados este martes por el diario 'El Mundo'.

Mientras se recaba toda la información de este segundo caso, a priori la dirección socialista considera que en el supuesto del aspirante a la reelección en Los Silos, que es alcalde desde 2003, no puede considerarse corrupción, sino más bien un asunto administrativo, en el que no hubo enriquecimiento personal.

Este alcalde fue denunciado por un vecino contra el que tramitó una expediente por una infracción urbanística. El afectado denunció después por prevaricación y coacciones a Martín Pérez y a la secretaria del Ayuntamiento, ambos firmantes del expediente.

El regidor socialista --que ha asegurado que se limitó a tramitar la multa a una "obra ilegal" tras una actuación de la Policía Local-- está en la actualidad en espera de juicio por presuntos delitos de prevaricación y coacciones, en contra del criterio de la Fiscalía, que pedía el sobreseimiento de la causa. En este caso, la dirección del PSOE no ha solicitado por el momento que se aparte de la lista.

En su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público pide el sobreseimiento al entender que en la instrucción no se ha acreditado suficientemente la comisión de los hechos delictivos denunciados.

La Fiscalía señala que el boletín de denuncia que se tramitó ante la negativa del vecino de permitir el acceso a la Policía a su finca fue un "proceder desacertado", ya que debería haber acudido a los órganos jurisdiccionales, pero subraya que "no todo argumento erróneo puede convertirse en un ilícito penal y menos aún en un comportamiento doloso", como pretende el denunciante.

Además, considera que extender un boletín de denuncia no puede considerarse una coacción y añade que, aunque el alcalde y su secretaria no debieron formalizar la sanción, no existe "el plus de culpabilidad que presiden los comportamientos constitutivos de delito de prevaricación respecto de los ilícitos administrativos".

EN ESPERA DE GESTORA EN LA ISLA

El PSOE de Tenerife --del que Correa es vicesecretario general-- está a la espera de que se constituya una gestora, después de que el secretario general, Manuel Fumero, dimitiera el pasado 9 de abril tras ser acusado por la Fiscalía de prevaricación y usurpación, al habilitar unos terrenos del municipio, de manera presuntamente ilegal, para la puesta en marcha de un vertedero.

El Código Ético del PSOE asegura que "cualquier cargo público u orgánico del PSOE al que se le abra juicio oral por un procedimiento penal dimitirá de su cargo en el mismo momento en el que se le dé traslado del auto de apertura del mismo y solicitará la baja voluntaria". En caso contrario, será suspendido cautelarmente de militancia y, en su caso, expulsado del partido.

Además, todo candidato o cargo público del PSOE, antes de acceder al ejercicio de cualquier responsabilidad, deberá firmar una declaración en la que afirme no haber incurrido en delito alguno ligado a corrupción, violencia de género, delitos de acoso o discriminación, contra la libertad e indemnidad sexuales, torturas o contra la integridad moral, así como la comisión de hechos constitutivos de delitos graves

Para leer más