El PSOE llevará al Senado el 20N una condena del franquismo y el PP le acusa de estar "obsesionado" con el tema

El portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 13/11/2018 12:29:52CET

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Socialista ha registrado una moción de condena del franquismo para su debate en el Pleno del Senado del día 20 de noviembre, aniversario de la muerte del dictador, para que la Cámara pueda expresar el rechazo a esa etapa en el año en que se conmemora el 40 aniversario de la Constitución Española.

"Difícilmente se puede ser constitucionalista sin condenar el franquismo", ha dicho en rueda de prensa el portavoz socialista, Ander Gil, al anunciar la iniciativa, que no sólo recoge una condena de la dictadura sino también otros asuntos como un apoyo a la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos y a la prohibición de fundaciones o asociaciones que exalten el fascismo y el nazismo.

La iniciativa ha tenido respuesta crítica del PP, cuyo portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó, ha acusado a los socialistas de estar obsesionados con el asunto. "No le vamos a seguir. Nuestras prioridades son otras", ha dicho el portavoz, que no ha precisado sin embargo el voto de su grupo, con mayoría absoluta en la Cámara. A su juicio, la iniciativa divide y es contradictoria con la concordia de la transición de la que se celebran los 40 años.

Cosidó ha dicho que el país tiene "problemas más acuciantes" que no tienen que ver "con una persona que falleció hace 40 años". A su juicio, los socialistas tratan de apartar la atención de los problemas "reales" de los españoles y de los "errores" que comete el Gobierno.

POCOS MATICES

El portavoz del PSOE ha subrayado que su partido ve conveniente en el 40 aniversario de la Constitución y coincidiendo con el 20N dar la "oportunidad" a los grupos parlamentarios para condenar el franquismo. "Ser constitucionalista significa condenar sin matices la dictadura franquista", ha dicho Ander Gil, en clara referencia a esa definición de la que el PP ha hecho bandera.

El dirigente socialista ha explicado que su grupo está dispuesto al diálogo para lograr el apoyo de otros grupos a esta iniciativa, pero ha dicho también que a su juicio el texto "deja poco lugar a dudas" y "se presta poco a los matices" como introducir cambios.

En la moción se recoge en primer lugar la condena del franquismo y de cualquier acto de exaltación del mismo; también se "valora" la exhumación de los restos de Franco de un "mausoleo público" como es el Valle de los Caídos, se respalda la resolución del Parlamento Europeo para prohibir cualquier fundación o asociación que exalte el nazismo o el fascismo.

En un último punto se insta al Gobierno a revisar la Ley de Memoria Histórica de acuerdo con los informes de Naciones Unidas y del Consejo de Europa y también a "proteger los valores fundamentales de la democracia", rechazando el racismo, la intolerancia "y la involución de los principios democráticos".