Actualizado 03/02/2012 14:01

PSOE.-Partidario de Rubalcaba se suma a la denuncia de presiones ilícitas y lamenta que Griñán no haya sido transparente

Francisco Toscano
EUROPA PRESS/ARCHIVO

SEVILLA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Dos Hermanas (Sevilla) y presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Francisco Toscano, ha manifestado que comparte la denuncia del secretario provincial del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, sobre "presiones ilícitas e ilegales" a delegados para que apoyen a Carme Chacón, al tiempo que ha reprochado al secretario general del PSOE andaluz y presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que no haya tenido una posición "transparente", advirtiendo de que no es "legítimo tratar de engañarnos a todos".

En declaraciones a los periodistas a su llegada al 38 congreso federal del PSOE, Toscano ha manifestado que siente que se produzcan esas "presiones" porque no nos hace "ningún bien" que, después de haber conseguido en congresos anteriores que el voto sea libre, individual y secreto, se trate de "presionar" a los delegados los días previos para que voten en una determinada línea.

Ha indicado que si además los que hacen esas cosas son los que defienden la necesidad de un partido más abierto y democrático, todavía casa menos. Para Toscano, lo que los ciudadanos no pueden entender es que "hablemos unas cosas y hagamos otras".

En cuanto a la posición de José Antonio Griñán, ha estimado que no es legítimo decir que vamos a trabajar en una neutralidad activa y luego se trate de "engañar" a los compañeros de una organización.

Para Toscano, los congresos son épocas de "turbulencias y de presiones" y en todos siempre hay tensiones, pero éstas siempre han tenido un límite. Ha indicado que presiones al máximo nivel, incluso desde direcciones del partido, para condicionar la manera de votar de los delegados no casa en modo alguno con la defensa de principios democráticos.

Muchas de estas cosas, a su juicio, son las que luego tienen que ver con que los ciudadanos confíen luego en los políticos.