Actualizado 27/06/2018 14:54 CET

El PSOE, sorprendido y preocupado por la detención del presidente de la Diputación de Valencia

El presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, visita el Tribunal
DIVAL

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha mostrado este miércoles su "sorpresa y preocupación" ante la detención del presidente de la Diputación, el socialista Jorge Rodríguez, por su presunta relación en un caso de malversación de fondos públicos y de prevaricación administrativa.

A través de su secretario ejecutivo de Coordinación Territorial, Santos Cerdán, la dirección del PSOE ha pedido "prudencia", puesto que este asunto "se encuentra de momento bajo secreto de sumario y hasta ahora solo se conocen las informaciones aparecidas en los medios de comunicación".

"El PSOE está a la espera de conocer todos los hechos y en el momento en el que se conozcan los detalles, si se demostrara que hay cualquier indicio de delitos vinculados con la corrupción, el PSOE actuará con contundencia, como siempre ha hecho en estos casos", ha concluido en un comunicado.

En los pasillos del Congreso, donde se ha celebrado un Pleno para informar del Consejo Europeo de esta semana, además de la sesión de control al Gobierno, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que el partido aplicará su código ético al presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Ontinyent.

"Déjeme verlo", ha contestado Sánchez a los periodistas cuando le han preguntado si exigirá a Rodríguez que dimita, y a continuación ha añadido: "Por supuesto, aplicaremos nuestro código ético, como no puede ser de otra manera".

La detención de Jorge Rodríguez --que además es el portavoz de la Ejecutiva del PSPV-- y de cinco empleados de la Diputación provincial ha sido ordenada por el Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia, que investiga irregularidades en la contratación de personal de alta dirección en Divalterra, antigua Imelsa, en 2015. La causa se abrió el pasado mes de mayo por presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos.

APERTURA DEL JUICIO ORAL

El Código Ético del PSOE establece que los militantes a los que se les abriera juicio oral por un delito relacionado con la corrupción serán suspendidos cautelarmente de militancia, y expulsados del partido en caso de que finalmente fueran condenados en sentencia firme.

Respecto a las personas que ostentaran un cargo o responsabilidad pública u orgánica vinculada al PSOE y que fueran imputadas por una resolución judicial, deberán dar cuenta de las acusaciones o delitos que se les imputan ante la Comisión Ejecutiva Federal.

Este órgano trasladará esta información a la Comisión Federal de Ética y Garantías a fin de que, si es preciso, puedan adoptar o recomendar la adopción de "las medidas estatutarias oportunas en atención a los hechos y a su gravedad".