Actualizado 15/11/2007 20:22 CET

Puigcercós inicia la ronda de contactos para negociar la ley electoral

CiU le expresa su "escepticismo" por empezar a trabajar "sin una propuesta conjunta del Govern"

BARCELONA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Gobernación y Administraciones Públicas, Joan Puigcercós, aprovechó el pleno del Parlament que se realiza desde ayer para iniciar la ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios de cara a formar una ponencia conjunta que elabore la ley electoral catalana, algo que prevé hacer tras su comparecencia en comisión parlamentaria, el 11 de diciembre, para presentar el informe de los expertos para esta ley.

Así, Puigcercós se reunió esta mañana en la Cámara con el responsable de Política Municipal de CiU, Lluís Maria Corominas (CDC), y el portavoz adjunto en el Parlament Josep Maria Pelegrí (UDC), a quienes expuso su voluntad de iniciar los trabajos de la ponencia después de su comparecencia, según explicaron a Europa Press fuentes de la Conselleria.

La reunión buscaba sondear las posibilidades de consenso en esta cuestión y llegar a unos criterios mínimos de acuerdo, pues Puigcercós es consciente del necesario concurso de CiU en esta materia, dado que la ley electoral catalana requiere del voto de dos tercios del Parlament para ser aprobada.

El conseller se reunió hoy también con representantes del PSC y esperaba acabar mañana la ronda, habiendo debatido la cuestión con todos los grupos de la Cámara, según las mismas fuentes.

Los representantes de CiU se mostraron dispuestos a abrir una ponencia conjunta de todos los grupos para empezar a negociar la futura ley electoral tras la comparecencia del conseller, aunque expresaron a Puigcercós su "escepticismo" por que se empiece a trabajar "sin una posición conjunta del Govern", según explicó Corominas a Europa Press.

EL INFORME "NO SATISFACE A NADIE".

Corominas criticó que el Govern base la futura ley electoral en "el dictamen de unos expertos que no satisface a nadie" y recordó las históricas discrepancias entre ERC, por un lado, y PSC e ICV-EUiA, por el otro, dado que los últimos son partidarios de un sistema más proporcional que el actual.

En una reunión de poco más de diez minutos, el diputado de CiU trasladó también al conseller la voluntad de la federación de que la negociación de la futura ley electoral catalana se realice "paralelamente" a la de la organización territorial, principalmente por la necesidad de fijar un número concreto de circunscripciones, que para CiU debería coincidir con las "siete, con posibilidad de ocho", futuras 'veguerias'.

Corominas recordó que su grupo cuenta con una propuesta de ley electoral concreta, que plantea también un sistema de "doble voto": uno a la lista tradicional, para fijar el número de diputados por circunscripción, y otro por comarca, que determinaría los nombres de los diputados.

El dirigente de CiU señaló que este sistema "se acercaría más al electorado" y rechazó la "pérdida de peso de Tarragona, Girona y Lleida frente a Barcelona" del sistema que plantean PSC e ICV-EUiA, basado en una mayor proporcionalidad.