Rajoy acusa a Pedro Sánchez de "saltarse la voluntad" de los españoles para "dar el poder a extremistas"

Actualizado 17/06/2015 10:40:51 CET
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acusado este miércoles al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de actuar "saltándose la voluntad democrática de los españoles en toda España" para dar el "poder a grupos extremistas" que ya están dando "espectáculos" como el que a su juicio, se está viendo en el Ayuntamiento de Madrid, y de los que ha responsabilizado personalmente al máximo dirigente socialista.

Así ha replicado el jefe del Ejecutivo a Sánchez, con quien ha protagonizado un duro rifirrafe en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. El socialista ha espetado a Rajoy que los cambios que pueda en su Gabinete "ni importan ni interesan" a los españoles, ya que el único cambio que esperan los ciudadanos es su salida de la Moncloa.

Y, Rajoy, visiblemente molesto, le ha replicado que "desde luego" lo que no quieren los españoles es que vuelvan al Gobierno quienes llevaron al país a la "peor crisis económica" que ha habido desde el inicio de esta etapa democrática, quienes "generaron 3,4 millones de parados y dejaron a este país al borde de la quiebra y el rescate".

RADICALES A LAS ÓRDENES DE VENEZUELA

"El único cambio que no esperan de ninguna de las maneras es el que pueda provocar una persona que, después de haber dicho en todos los foros en los que asistió en los últimos meses que no se iba a aliar con partidos extremistas, radicales y a las órdenes de Venezuela, se ha aliado en toda España y ha dado, saltándose la voluntad democrática de los españoles que votaron al PP el poder a grupos extremistas", le ha replicado el presidente del Gobierno.

Y, a reglón le ha responsabilizado directamente los "espectáculos" que, a su juicio, ya están dando miembros de esos grupos en el Ayuntamiento de Madrid, en referencia a los casos de concejales como Guillermo Zapata, Rita Maestre o Pablo Soto.

"Los responsables no son esos concejales, el responsable es usted, que ha convertido al PSOE en un partido de izquierda radical y extremista y alejado de toda centralidad, usted", ha concluido Rajoy, recabando el apoyo de los suyos que hasta se han puesto en pie para aplaudirle.

Sánchez ha recriminado a Rajoy que haya gobernado "contra todos" y ha citado, en concreto a los consejos de informativos de RTVE, la comunidad educativa, las mujeres, los trabajadores, y, en general contra "la mayoría de los españoles que mientras veían como subían sus impuestos aprobaban amnistías vergonzantes para que se pudieran acoger compañeros del PP, como el señor Rato o el señor Bárcenas".

HACER DE LA LEY ELECTORAL "UN TRAJE A MEDIDA"

También le ha dicho que "se ha ganado a pulso pasar de la mayoría absoluta a la soledad absoluta" y le ha reprochado que confunda "la estabilidad institucional con poner al servicio de su partido los intereses de la instituciones" como ha ocurrido, desde su punto de vista, con la Agencia Tributaria o RTVE.

"No nos debería sorprender porque usted es el presidente que se niega a rendir cuentas en esta Cámara sobre la corrupción política de su partido que le afecta a usted", ha añadido, antes de apuntar que "en el colmo del revanchismo electoral", ahora los 'populares' "amenazan con la modificación unilateral de la Ley Electoral para hacer un traje a la medida de sus intereses electorales".

Con este tipo de reacciones, según Sánchez, Rajoy evidencia "el agotamiento de su proyecto político". "No sé usted esta tarde va a modificar o no el Gobierno si lo va a cambiar, va a adelantar las elecciones o va a hacer ambas cosas, pero le diré una cosa: A los españoles ni les importa ni les interesa porque a estas alturas de la legislatura el único cambio que esperan es el suyo al frente de la Presidencia del Gobierno tras las elecciones generales".

Estas palabras de Sánchez, han sido respaldas con aplausos desde su bancada y con gritos desde los bancos 'populares', hasta el punto de que el presidente del Congreso, Mariano Rajoy, ha tenido que pedir silencio.

A continuación ha tenido lugar el debate entre la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, quien ha reprochado al Gobierno la corrupción del PP y los "martillazos" de sus políticas a los ciudadanos.

Sáenz de Santamaría ha cuestionado esas expresiones, que compara con las de los concejales "radicales" a los que el PSOE apoya en Madrid, y le ha vuelto a sacar el caso de los ERE de Andalucía: "Un poco de memoria al hablar de corrupción --ha replicado--, porque mientras algunos señores sigan sentados en ese escaño, siguen teniendo un problema".

Por último, y en línea con Rajoy, la vicepresidenta ha incidido en el discurso de las recuperación frente a la herencia del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero: "Este país lo dejaron en ruina y este Gobierno lo ha sacado adelante; este país se iba a la quiebra y este gobierno lo ha sacado adelante", ha concluido.

Para leer más