Rivera dice que su primera decisión como presidente sería reunirse con los líderes de los partidos nacionales

Albert Rivera y Luis Garicano en un coloquio sobre el futuro de Europa y los ret
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 05/04/2019 0:50:56CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este jueves que su primera decisión si se convirtiera en presidente del Gobierno tras las próximas elecciones generales sería reunirse con los líderes de los principales partidos de ámbito nacional.

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, ha explicado que sería una declaración de intenciones para empezar una nueva etapa en un contexto político en el que no habrá mayorías absolutas.

"A pesar de las discrepancias, hay asuntos de Estado como la despoblación, las pensiones, la educación, la reforma de la Justicia y de la Administración Pública o el empleo en los que quiero saber qué pensamos todos para ver si se pueden hacer reformas", ha indicado.

Asimismo, Rivera ha destacado como un asunto prioritario para su futuro Gobierno el impulso de un pacto nacional por la educación, con el objetivo de que antes de que finalice su mandato se haya aprobado "una ley para todos".

SÁNCHEZ "YA TIENE SOCIOS" DE GOBIERNO

Por otro lado, ha reiterado que el presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la Moncloa, Pedro Sánchez, está "invalidado" para repetir en el cargo por haber aceptado "un relator o mediador para hablar con Cataluña" y por no descartar un posible indulto a los políticos independentistas que sean condenados por el proceso soberanista, entre otras razones.

Por ello, ha dicho que si los escaños de Ciudadanos y el PSOE suman mayoría absoluta y no es posible una mayoría alternativa sin los socialistas, la formación naranja se quedará en la oposición. "Sánchez tiene amigos y socios ya: Podemos y los separatistas", ha añadido.

"No hemos venido a apoyar al PSOE, hemos venido a ganarle y a echarle del Gobierno", y por ello Cs y el PP "estamos obligados a darnos la mano" para formar "un Gobierno constitucionalista, liberal, abierto y europeísta", ha manifestado.

En cuanto a las expectativas electorales de la formación naranja, ha dicho que aún hay muchas personas que no tienen decidido si van a votar o a quién van a votar y ha pronosticado que "la cosa estará muy igualada", de forma que la diferencia entre las dos posibles coaliciones de gobierno puede ser de solo dos o tres escaños.

Además, confía en que el PSOE, "cada vez más radicalizado y podemizado", deje el espacio de centro "absolutamente vacío para Cs", que recibiría así los votos de electores que se han sentido decepcionados por Sánchez.

"NO HACE FALTA" QUE VOX ENTRE EN EL GOBIERNO

Respecto a Vox, el presidente de Ciudadanos ha afirmado que "no estará en el Gobierno" porque "no hace falta que esté". Según ha indicado, su deseo es que Cs y el PP formen un Ejecutivo "serio, riguroso, centrado y creíble", no constituir un tripartito con un partido que dice "barbaridades" y defiende "políticas ultraconservadoras".

En cualquier caso, cree que primero habrá que ver con cuántos representantes entra en el Congreso el partido de Santiago Abascal, y después preguntarle si prefiere votar a favor un presidente de la coalición PP-Cs o, en caso contrario, permitir la investidura de Sánchez.

Contador