Robles y Domingo (C's) forzarán un congreso extraordinario para relevar a Rivera tras el pinchazo electoral

Actualizado 29/04/2008 15:46:43 CET

BARCELONA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Dos de los tres diputados de C's, Antonio Robles y José Domingo, unirán fuerzas para forzar la convocatoria de un congreso extraordinario para relevar a la actual dirección del partido, entre ellos al presidente, Albert Rivera, informaron a Europa Press fuentes próximas a los dos diputados.

Según informó mediante un comunicado, "un sector de la militancia" de C's está "descontento con la deriva que ha tomado" el partido después de los "malos resultados" de las elecciones generales, que les ha "debilitado".

Por ello, reclaman un "debate sobre la conveniencia de aprobar nuevas líneas de estrategia política y designar los responsables capaces de llevarla a cabo".

Robles y Domingo presentarán públicamente esta tarde un manifiesto titulado 'Ciudadanos por un congreso extraordinario' con el que abrirán un período de recogida de firmas entre la militancia para que se convoque el congreso extraordinario tras el pinchazo electoral.

Las mismas fuentes explicaron que para que su petición sea mandato para la dirección del partido, deberá ser secundada por la firma de unos 700 afiliados.

De esta forma, Robles y Domingo aparcarán momentáneamente sus diferencias con el objetivo de conseguir el máximo apoyo de la militancia para la convocatoria del congreso extraordinario, que rechazó el Consejo General tras los comicios y pese a la petición de algunos de sus miembros, aseguraron a Europa Press fuentes del órgano directivo del partido.

ASPIRANTES A LA PRESIDENCIA.

Esta unión entre dos de los tres diputados de C's en el Parlament no implicará, según las mismas fuentes, que concurran juntos al Congreso, sino que tiene por objetivo "devolver la palabra a los militantes" por el "mal momento" que atraviesa el partido.

De hecho, fuentes del entorno de Rivera aseguraron que Robles y Domingo pretenden aspirar los dos a la presidencia del partido para acercarse a Unión, Progreso y Democracia (UPyD) liderado por la diputada al Congreso Rosa Díez, con quien C's no consiguió un acuerdo para concurrir conjuntamente a los comicios del 9 de marzo.

INFORME CRÍTICO.

El diputado Antonio Robles elaboró un informe interno --al que tuvo acceso Europa Press-- crítico con la dirección del partido después de que perdiera en las elecciones generales la confianza de más de 60.000 de los 89.000 votantes de las autonómicas. Para Robles, C's está "malherido" y debería fusionarse con UPyD.

A criterio de Robles, el revés electoral se debió, entre muchos otros motivos, al excesivo "presidencialismo" de Rivera, al estado interno del partido, a su "escasa" cultura democrática, al "dogmatismo y sectarismo" de la dirección, y a que PP y UPyD capitalizaron el espacio electoral al que aspiraban. También lo atribuyó a la bipolarización de la campaña, al "abandono" de los benefactores, y a la "escasa implantación" del partido en la mayoría de comunidades donde se presentó.

Además, el partido sufrió los últimos meses una fuga constante de afiliados, entre ellos la ejecutiva en pleno de Valencia, que dijeron haberse sentido "ninguneados" por la dirección de C's.